Oro para una hermosa película china

'El matrimonio de Tuya' gana el Oso de Oro de Berlín, y la argentina 'El Otro' se lleva el Gran Premio del Jurado

El matrimonio de Tuya, dirigida por el cineasta chino Wang Quan'an, logró anoche en Berlín el Oso de Oro a la mejor película. El Gran Premio del Jurado fue para la argentina El otro,, de Ariel Rotter. Los osos de plata a las mejores interpretaciones recayeron en el actor argentino Julio Chávez (El otro) y en la alemana Nina Hoss por Yella. El certamen, que premió a Joseph Cedar como mejor director por Beaufort, concedió el Oso de Plata a la mejor contribución artística a todos los intérpretes de El buen pastor, de Robert de Niro.

Más información

El festival de Berlín siempre ha apostado con firmeza por dos cinematografías tan alejadas como la china y la argentina. El palmarés de ayer fue consecuente con la tradición de un certamen que en su día catapultó obras maestras como Sorgo rojo, de Zhang Yimou, La ciénaga, de Lucrecia Martel o El abrazo partido, de Daniel Burman. Ayer ganó la china El matrimonio de Tuya y le siguió la argentina El otro. Dos apuestas firmes y alejadas de corrientes comerciales.

El matrimonio de Tuya es más que una hermosa película sobre un territorio amenazado de muerte, es el canto a una joven mujer que lucha por su tierra, su rebaño de ovejas, sus hijos y su inútil marido con una lealtad, amor y entereza emocionantes. Rodada en el noreste de Mongolia (una tierra hoy arrasada por la expansión industrial China), la película -con ecos de comedia, de viejo western y, finalmente, de drama- narra la tozuda búsqueda de su protagonista de un joven marido que la ayude y que además entienda que no puede abandonar a su viejo compañero enfermo. El Oso de Oro que recibió anoche es impecable. Y la soledad final de la maravillosa Tuya, un golpe de verdad.

El jurado, presidido por el cineasta estadounidense Paul Schrader, otorgó su Gran Premio (segundo en importancia) a El otro, del argentino Ariel Rotter, y a su actor protagonista, Julio Chávez, el Oso de Plata al mejor actor.

Con breves diálogos, cargando el peso en el soberbio actor argentino (su premio también es intachable), El otro es la intensa historia de un hombre en busca de si mismo. Una reflexión sobre el tiempo y la muerte en la que un hombre se enfrentar a la enfermedad de su padre y el nacimiento un hijo. Chávez no pudo recoger su premio (está en Buenos Aires interpretando la obra Yo soy mi propia mujer), pero sí estuvo el director de la película, Ariel Rotter.Roto por los nervios, recogió su premio enmudecido.

No le hizo sombra la sorpresa de la actriz alemana Nina Hoss, protagonista de Yella, que se llevó el premio a la mejor actriz y que no pudo ocultar su incredulidad: "¡Pensaba que ganaría Marianne Faithfull¡". Desde luego fue una pena que no se llevara el Oso de plata la protagonista de Irina Palm, película infinitamente mejor que la plomiza Yella. El premio Alfred Bauer, fue para el coreano Park Chan-wook, por I`m a cyborg, but that`s ok y el elenco de El buen pastor, de Robert de Niro, se llevó el premio a la mejor contribución artística. El festival acabó con la última película del francés François Ozon, Ángel, curioso híbrido entre Mujercitas y Lo que el viento se llevó sobre una ambiciosa escritora de novelas románticas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de febrero de 2007.

Lo más visto en...

Top 50