Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 50 muertes al año en la región

El amianto sigue dejando su rastro de muerte en la región, en la que más de 50 personas mueren al año por cánceres causados por las microfibras de este mineral.

Un estudio de la Consejería de Sanidad, el único hecho hasta la fecha, puso de manifiesto en 2002 que entre 1991 y 1998 murieron en la Comunidad de Madrid 398 personas -una media de 57 al año- por cáncer de pleura y peritoneo, también denominados mesoteliomas, una enfermedad que los especialistas atribuyen casi en exclusiva al amianto o asbesto. El estudio, además, preveía "la mayor mortalidad por mesotelioma entre los años 1998 y 2018, decayendo posteriormente".

Estos datos pueden seguirse en el último estudio sobre mortalidad en la Comunidad de Madrid del Instituto de Estadística Regional, referente a 2005. En ese año, al menos 48 personas murieron por procesos cancerígenos directamente relacionados con el asbesto. Otras causas de mortalidad, como tumores secundarios de pleura o peritoneo u otros tipos de cáncer, también pueden estar relacionados con este componente, aunque no es posible obtener datos concluyentes.

Ángel Cárcoba, de CC OO y autor del libro El amianto en España, explica que "quienes mueren ahora son los trabajadores que estuvieron expuestos al amianto hace 10, 20 o 30 años".

En ocasiones, como destaca el estudio de Sanidad, los fallecidos son familiares de los trabajadores que aspiraron "fibras de amianto contenida en la ropa de los trabajadores". Getafe, donde estaba situado el mayor número de fábricas productoras de amianto, es la ciudad de la región con más incidencia de mesotelioma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de febrero de 2007