Los cánceres de mama bajan un 20% gracias a la detección precoz

Más de 700.000 mujeres han pasado por el programa en 11 años

Los cánceres de mama han descendido un 20% en Euskadi desde que en 1995 se pusiese en marcha el programa de detección precoz de esta enfermedad. Este resultado estaba previsto para 2010, destacó ayer el consejero de Sanidad, Gabriel Inclán. En estos 11 años se ha explorado a 704.669 mujeres y detectado 3.001 cánceres. La media anual es de 742 casos, con una incidencia de 46 por cada 100.000 mujeres.

Inclán aportó estos datos sobre la incidencia del cáncer de mama en el Ambulatorio Doctor Areilza de Bilbao, donde inauguró la ampliación de la nueva unidad de detección de la enfermedad, abierta para hacer frente a la ampliación de la cobertura del programa. Desde el año pasado, ha pasado de cubrir a mujeres de 50 a 64 años a hacerlo hasta los 69. Esta ampliación de la edad para recibir la prestación se realizó una vez comprobado que así se reduce la incidencia de este tipo de cáncer, apuntó el consejero. El número de mujeres que tendrán que observarse cada año se ha elevado de 200.000 a cerca de 250.000.

De los 3.001 cánceres detectados gracias al programa, el 45,31% fueron "mínimos", de un caracter invasivo menor, lo que supone que tres cuartas partes podrían curarse con tratamientos apenas invasivos. En el 77,19% de los casos se realizó un tratamiento conservador de la mama. Inclán precisó que la disminución de casos en un 20% "no se debe exclusivamente al programa. También tiene que ver con el seguimiento de personas de riesgo, de familiares de enfermos, con los nuevos tratamientos, con la oncología y con muchos más factores".

Tiempo de respuesta

En cuanto a los tiempos de respuesta desde la detección de un cáncer, el programa consiguió que el tratamiento se pusiese en marcha en menos de 30 días. El 97,5% de las pacientes ha declarado estar satisfechas con el servicio; el 99% lo califica como necesario y todas manifiestan su voluntad de volver. "La clave de una iniciativa como ésta se encuentra en que las mujeres vengan, porque, si no se fían, no se cumple. Así, se ha superado el objetivo de que el 80% de las mujeres pasen por este programa", explicó el titular de Sanidad.

El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente entre las mujeres de Euskadi, donde anualmente se diagnostican una media de 742 casos nuevos, lo que supone 46 casos por 100.000 mujeres.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La nueva unidad de detcción precoz del ambulatorio bilbaíno dará respuesta a 45.273 mujeres. La instalación, que cuesta 200.000 euros, duplica la capacidad de las antiguas instalaciones ya que está dotada de dos mamógrafos y dos reveladoras. En la actualidad existen en Euskadi nueve de estas unidades.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS