Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las enfermeras ponen a prueba a Osakidetza con su huelga de celo

Las enfermeras ponen a prueba hoy al Servicio Vasco de Salud-Osakidetza con la huelga de celo que ha organizado para hacer patente su malestar con sus condiciones laborales y con la aprobación del desarrollo de carrera profesional, que no recoge sus demandas. El colectivo de enfermería es el más grande de la plantilla sanitaria con 5.500 efectivos.

El Sindicato de Enfermería (SATSE) es el que ha promovido esta movilización que, técnicamente, denominan "por la excelencia", ya que las huelgas de celo como tales son ilegales. Su proteta consiste en dedicar todo el tiempo que sea necesario para atender al paciente, desentendiéndose de las labores que estrictamente no les toque realizar y que ahora desempeñan, como las administrativas. El secretario general del SATSE, José Antonio de Léniz, explica con un ejemplo la "sobrecarga" a la que están sometidas las enfermeras. "Yo he visto a compañeras arreglar enchufes en los quirófanos para que no se paralice la actividad".

Osakidetza, por su parte, mantiene que ha intentado llegar a un acuerdo con el SATSE sobre la carrera profesional y que el proyecto que será aprobado por decreto recoge buena parte de las alegaciones de los colegios de enfermería. "Es un buen proyecto y responde a la demanda de las profesionales", asegura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de enero de 2007