Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición a los vertederos vuelve a reunir a más de 1.500 personas en las calles de Castellón

Más de 1.500 personas, 300 según la Policía Local de Castellón y 3.000 según la organización, se manifestaron ayer en contra de los vertederos programados para Fanzara, Les Coves de Vinromà y Cervera, municipios del interior de la provincia de Castellón. Bajo el lema "Què estem fent amb la nostra terra?", los manifestantes acusaron a los ayuntamientos y a la Generalitat de engaño y de "falta de sensibilidad democrática" por hacer "oídos sordos" a la opinión de sus ciudadanos. La protesta también estuvo dirigida al gobierno de la Diputación por el "menosprecio" a los pueblos de interior puesto que la pretensión del PP, según dijeron, "es convertir el interior en el almacén de los residuos que otras provincias no quieren". En el manifiesto que leyeron al concluir la marcha por las principales calles de la capital de La Plana, destacaron la "incoherencia" del consejero de Territorio, Esteban González Pons, quien, según dijeron "a la vez que exhibe día tras día su talante proteccionista, va a permitir que en el Parque Natural de la Serra d'Espadà se instale un vertedero de residuos industriales de 8000 metros cuadrados", en referencia al proyecto para Fanzara.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de enero de 2007