Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El final de un dictador

Bush planea enviar a Irak 20.000 soldados y ayuda económica

El cambio de estrategia sobre la que está trabajando la Casa Blanca para estabilizar Irak no será sólo militar. El presidente de EE UU, George Bush, y sus asesores estudiaron en el rancho de Crawford (Tejas) completar el incremento de tropas -unos 20.000 soldados- con un paquete de incentivos económicos. Una especie de cebo para ganarse el apoyo de los dirigentes locales y evitar que el descontento de los iraquíes con el proceso de reconstrucción alimente la insurgencia.

La idea de este paquete de ayudas fue adelantada ayer por The Washington Post. Bush dijo el miércoles, tras reunirse con sus principales asesores en política exterior y seguridad, que el propósito del nuevo plan para Irak es ayudar al Gobierno iraquí "a lidiar con los elementos que están tratando de evitar el éxito de esta joven democracia". El presidente no dio ningún detalle sobre la vía que se propondrá para salir del atolladero.

El rotativo explica, citando fuentes próximas a la Administración Bush, que entre los pasos que se están estudiando estaría el lanzamiento de programas de ayuda en forma de microcréditos y en el ámbito del empleo. En este sentido, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Gordon Johndroe, explicó que se está considerando "una variedad de vías para proveer nuevas oportunidades económicas a los iraquíes, esenciales para mejorar la seguridad y reducir la influencia de los extremistas".

Estos incentivos tienen un doble objetivo: evitar que los jovenes iraquíes desempleados se sumen a las milicias que alimentan la violencia sectaria en Irak y ayudar a crear nuevos negocios que permitan reactivar la economía del país. El Pentágono había pedido que las iniciativas que se adoptaran en el plano militar fueran acompañadas o respaldadas por planes en los ámbitos político y económico.

La Casa Blanca, en paralelo, está afinando el número de efectivos que se desplegarán provisionalmente en Irak para garantizar la seguridad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de diciembre de 2006