Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andreu Martín y Dani Nel·lo aderezan con jazz la novela negra

Un solo de saxo del Lester Young más crepuscular, un blues entonado con la voz de lija de Bessie Smith o una canción de Billie Holiday en su época de Verve, el sello de Norman Granz, son el acompañamiento ideal para leer las novelas negras de Hammett o Chandler, dos de los pilares del género. Unos y otros comparten el mismo sentimiento trágico y ese ambiente enfermizo de derrota sin camino de vuelta.

El escritor Andreu Martín (Barcelona, 1949) es de los que opinan que el jazz representa, por derecho propio, la mejor banda sonora de la literatura policiaca. Desde hace años, Martín soñaba con unir ambos universos. Por suerte, su idea no cayó en el limbo de los libros posibles nunca realizados. Con El blues del detective inmortal (novela publicada en castellano y catalán por la editorial Edebé), el autor inicia la serie titulada Asesinatos en clave de jazz.

Uno de los alicientes de esta aventura, con la que Martín rinde homenaje al Pepe Carvalho de Manuel Vázquez Montalbán, consiste en que el libro contiene una banda sonora a cargo del combo del saxofonista Dani Nel·lo, quien en esta ocasión interpreta clásicos como On the sunny side of the street o Fever, tema este último que cantaron divas del jazz como Sarah Vaughan, reina del bebop. La colaboración entre el escritor y el músico continuará en las próximas entregas de la colección. "Lamenté que las historias de Carvalho concluyeran con Milenio por la muerte de Vázquez Montalbán. Por eso, decidí continuarlas inspirándome en sus personajes", explicó Martín en la presentación del libro, protagonizado por un músico callejero que acabará liado en una bizarra investigación llena de crímenes.

La poesía de Vinicius

El cómic Vinicius. O poeta (DiscMedi), con textos de Miquel Jurado e ilustraciones de Gani Jakupi, también lleva su banda sonora incorporada. En este caso, la componen dos de los discos más aclamados del cantautor brasileño Vinicius de Moraes, grabados tras el éxito que obtuvo en La Fusa en compañía de Maria Creuza, Toquinho y Maria Bethania.

Los álbumes recogen piezas míticas de bossa nova y afro-sambas muy populares, como Garota de Ipanema, Eu sei que vou te amar, Irene, Apelo, Se todos fossem iguais a voce o A tonga da mironga do kabulete, entre otras. El homenaje al poeta brasileño en forma de historieta es la segunda entrega de la colección MusicComics que se inauguró con Montoliu Plays Tete, a cargo de los mismos autores y dedicado al recordado pianista catalán.

El relato comienza con el viaje que realizó Vinicius a Buenos Aires en julio de 1970 para actuar en La Fusa. Aquellos conciertos causaron furor y ayudaron a popularizar a Toquinho, quien a pesar de su juventud compartió pronto escenario con la legendaria y pícara Josephine Baker. Al año siguiente, De Moraes regresó a Argentina para, de nuevo, triunfar a lo grande.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de diciembre de 2006