Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La interrupción del tratamiento con antirretrovirales acelera la progresión del sida

La interrupción del tratamiento antirretroviral en pacientes infectados por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) acelera la progresión del sida. Así concluye un estudio en el que han participado más de 5.000 pacientes de todo el mundo y que ha publicado The New England Journal of Medicine. En España, la investigación la ha liderado el Hospital Clínico de Barcelona y han participado cinco centros más.

Este estudio demuestra que el tratamiento con antirretrovirales no tiene que interrumpirse aunque el paciente se encuentre en un buen estado de salud. Si se interrumpe la medicación, las posibilidades de que el paciente muera o pueda sufrir enfermedades oportunistas son 2,5 veces mayores. El estudio tenía que tener una duración de seis años pero los resultados preliminares fueron tan concluyentes que sus promotores decidieron interrumpirlo al cabo de seis meses de iniciarlo para evitar poner en riesgo a los pacientes que interrumpían la medicación.

La supuesta eficacia de la interrupción de los antirretrovirales ha sido un tema controvertido entre los especialistas en sida durante mucho tiempo, indicó Josep Maria Gatell, jefe del servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínico y coordinador del estudio en España. Existían indicios de que la interrupción de la medicación por cierto periodo de tiempo podía ser beneficiosa para el paciente, al ahorrarle los efectos secundarios de los retrovirales.

La interrupción de la medicación antirretroviral no ha sido recomendada hasta ahora por los especialistas de los países avanzados, recordó Gatell. En los países pobres "hubiera podido ser una solución momentánea para que el tratamiento llegase a más enfermos", añadió Josep Maria Gascón, jefe de sección de Enfermedades Tropicales de mismo hospital. Gascón recordó que el elevado precio de los retrovirales influye de manera decisiva en la generalización del tratamiento en los países en vías de desarrollo. En estos países, el coste medio por persona y año del tratamiento antirretroviral ronda los 140 dólares por persona. En España, la cifra es mucho mayor ya que no se usan medicamentos genéricos. El coste medio en el Hospital Clínico de Barcelona es de 5.000 euros anuales por paciente.

Gatell resaltó que el 40% de los enfermos de Sida que acuden al Hospital Clínico lo hacen cuando la enfermedad está en fase avanzada. Más de la mitad de estos pacientes retrasan la primera consulta al especialista por voluntad propia, indicó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de diciembre de 2006