El pleno del Congreso aprueba los Presupuestos y el PSOE destaca la soledad del PP en su rechazo

Los populares votan contra el aumento de la asignación en el IRPF a la Iglesia católica

El debate en el pleno del Congreso sobre los Presupuestos Generales del Estado concluyó ayer, después de tres días de confrontación y con sucesivas votaciones de 2.982 enmiendas de los distintos grupos. Sólo el PP se ha opuesto frontalmente, aunque ha apoyado algunas enmiendas concretas de otros grupos. Incluso el aumento de la subvención del 0,5% al 0,7% en el IRPF para la Iglesia católica contó con el voto en contra de los populares, cuyo líder, Mariano Rajoy, no ha pisado el hemiciclo en los tres días que ha durado el debate parlamentario.

El portavoz socialista, Diego López Garrido, mostró su contento por los resultados. En las filas del PSOE se palpaba alguna inquietud después de que CiU endureciese su postura tras quedar excluida del Gobierno catalán con la formación del tripartido entre PSC, ERC e ICV.

López Garrido destacó en rueda de prensa que de las casi 3.000 enmiendas que se han sometido al pleno, el grupo que apoya al Gobierno "no ha perdido ni una sola votación" y destacó la "soledad absoluta del PP, una vez más".

Para el portavoz socialista, lo ocurrido es una muestra de "un fuerte apoyo político" y de "estabilidad parlamentaria". Destacó que los Presupuestos han tenido el apoyo de PSOE, PNV, IU, Coalición Canaria, BNG y Chunta Aragonesista.

Veto en el Senado

CiU y ERC han basculado entre la abstención y el en las votaciones, aunque los primeros se apresuraron a destacar en una nota que han votado en contra de las partidas presupuestarias de Fomento, Vivienda, Trabajo e Industria y se han abstenido en el resto.

López Garrido no quiso pronunciarse abiertamente sobre la duda que maneja el Grupo Catalán de vetar los Presupuestos en el Senado, aunque destacó los acuerdos a los que llegaron PSOE y CiU por los que esta formación ha conseguido importantes aumentos en las dotaciones para Cataluña. El veto en el Senado, que equivale a una enmienda a la totalidad, carece de cualquier eficacia práctica. Si prosperase, con el voto de PP y CiU, volverían al Congreso y quedarían aprobados en los mismos términos en que lo han sido ahora en la Cámara baja.

CiU se abstuvo incluso en la votación de la disposición adicional del articulado por la que se recoge el aumento de la asignación a la Iglesia católica a través de los Presupuestos. Josep Sánchez Llibre lo explicó por la disconformidad con que "no se territorializa esa asignación".

La mayor sorpresa, en este punto, vino de parte del PP, que votó en contra. Vicente Martínez Pujalte aclaró que lo hicieron porque "el PP ha votado contra todos los Presupuestos, excepto en alguna enmienda concreta de otros grupos", en una especie de enmienda a la totalidad.

Martínez Pujalte admitió que le pasó inadvertido, en el fárrago de las votaciones que se producen, el que Izquierda Unida pidiese votación separada de este apartado. "De haberlo advertido quizás hubiese sido otro nuestro voto", aclaró el portavoz del PP.

Finalmente, la mejora pactada entre el Gobierno y la Iglesia tuvo el voto favorable de PSOE, PNV, Coalición Canaria y BNG. Incluso ERC se abstuvo, junto a CiU, Begoña Lasagabaster (EA) y Uxue Barkos (Nafarroa Bai).

El Partido Popular estuvo acompañado en el no a este apartado por Izquierda Unida (IU-ICV) y José Antonio Labordeta, de Chunta Aragonesista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 15 de noviembre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50