Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un instituto expulsa a dos alumnas que se pelearon con navajas

Las Palmas

Dos chicas de 13 y 15 años han sido expulsadas de un instituto de Fuerteventura por participar en una reyerta con armas blancas a las puertas del centro. Durante la pelea resultaron heridos un menor y una de las presuntas agresoras. La Policía investiga si las chicas pertenecen a la banda organizada de los Latin Kings.

El incidente se produjo el pasado viernes en el Instituto de Educación Secundaria Vigán de Gran Tarajal, en el municipio de Tuineje, si bien los hechos trascendieron ayer, a raíz de una denuncia pública formulada por el sindicato docente ANPE (Asociación Nacional de Profesores del Estado).

Su portavoz, Bernardo Huerga, explicó que su sindicato, que no ha querido dar el nombre del centro para no estigmatizarlo, ha querido hacer públicos los hechos por entender que sólo así la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias tomará medidas para atajar incidentes de este tipo. "Problemas como este se producen más a menudo de lo que se conoce en Canarias", señaló Huerga. "Lo que sucede es que la Consejería está más interesada en silenciarlos, para no tener mala prensa, que en hacerles frente de forma efectiva", declaró. El sindicalista insistió en que sucesos como el referido se han multiplicado en los últimos años en islas como Fuerteventura o Gran Canaria, donde dijo tener indicios de que muchos de quienes protagonizan agresiones en centros escolares forman parte de bandas organizadas de origen iberoamericano como los Latin Kings.

Fuentes del Cuerpo Nacional de Policía precisaron que han comenzado a investigar la posible implantación en Fuerteventura de bandas de jóvenes delincuentes de origen iberoamericano tras la reyerta. Sus protagonistas, las dos alumnas de 13 y 15 años, han sido expulsadas durante ocho días del centro educativo, cuya dirección les ha abierto expedientes disciplinarios a raíz de lo ocurrido. Desde la Consejería de Educación se restó importancia al incidente y a las denuncias de ANPE, con el argumento de que se trató de un hecho aislado frente al cual se actuó con normalidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de noviembre de 2006