La 'actualidad' de la Guerra Civil centra los Premis Octubre

El coordinador Pelai Pagès destaca la nula aportación de los revisionistas a la historia

El historiador Pelai Pagès recordó ayer, en la apertura del congreso histórico de los Premis Octubre, haber leído más de una vez en el periódico, siendo casi un niño, la muerte del último combatiente de la Guerra de Cuba. "Y habían pasado 60 años". La pervivencia de muchos de quienes vivieron la Guerra Civil, y la profunda represión que la siguió, contribuyen a explicar, dijo Pagès, su actualidad, y la polémica que genera 70 años después de empezar.

El congreso histórico de los Octubre se llama este año La guerra civil als Països Catalans (1936-1939) y lo coordina un especialista en la materia, Pelai Pagès, profesor de Historia Contemporánea en la Universidad de Barcelona. Pagès sugirió la aparente anomalía de que, siete décadas después de su inicio, la Guerra Civil continúe siendo motivo de debates apasionados que exceden el ámbito académico. Excluyó de éste, por el camino, a los llamados revisionistas. "Personajes" como Pío Moa que a pesar de sus ventas no habrían aportado nada al conocimiento histórico, al limitarse a reformular, con un lenguaje más moderno, "lo dicho por los historiadores franquistas en los años cuarenta, cincuenta y sesenta", afirmó Pagès.

La consecuencia directa de la guerra, la dictadura, "las heridas no cerradas" causadas por la represión del régimen, y el silencio acordado durante la transición habrían servido igualmente, según el profesor, para alimentar la polémica. Que hoy sigue más viva, señaló, que en 1986, cuando se cumplieron los 50 años del inicio del conflicto.

Pagès repasó en su conferencia los temas que se tratarán hasta el viernes en el Palau de Pineda, sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). Destacó algunas de las vías de estudio menos estudiadas hasta ahora sobre la Guerra Civil, como "la historia local". Una aproximación a la vida cotidiana en la retaguardia del conflicto que se detiene entre otras cosas en las formas de gobierno municipal, la movilización política o el efecto de los bombardeos. En los tres días de conferencias, en horario de mañana y tarde, se hablará también sobre la importancia de las mujeres durante la guerra; el papel que jugó la Iglesia; las Brigadas Internacionales; las transformaciones sociales y económicas -la revolución- registradas en muchos de los territorios republicanos y la evolución de los frentes. Pagès indicó que algunos de estos, como el lugar en el que se libró la Batalla del Ebro, tienden a convertirse hoy en escenarios museísticos.

Aunque el congreso tiene lugar en la sede de la UIMP, gran parte de las actividades de los premios tienen lugar en el antiguo edificio de El Siglo Valenciano, en la calle de Sant Ferran, ahora llamado Octubre Centre de Cultura Contemporània (OCCC).

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de octubre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50