La devolución del impuesto del gasóleo agrícola se hará a través de los Presupuestos

El Gobierno tendrá que devolver a los agricultores el impuesto de hidrocarburos del gasóleo agrícola a través de los Presupuestos, debido al rechazo del PP en el Senado al mecanismo previsto inicialmente. La normativa de esta devolución se contemplaba en la Ley sobre la Prevención del Fraude Fiscal, que se está tramitando en el Parlamento, con una enmienda presentada por los socialistas. Pero el rechazo del PP en el Senado, donde tiene mayoría, obliga ahora al Ejecutivo a plantear esa devolución en otra ley.

El Gobierno procederá así, en el primer trimestre de 2007, a la devolución al sector agrario del importe del impuesto de hidrocarburos, pagado en las compras del gasóleo agrícola entre octubre de 2005 al mismo mes en 2006.

El acuerdo suscrito entre Agricultura y las organizaciones agrarias UPA y COAG el pasado diciembre contemplaba, entre otros puntos, la devolución del impuesto especial de hidrocarburos, de 7,87 céntimos de euro por litro, para todo el gasóleo agrícola adquirido por el sector en el periodo citado. Se establecía como condición de que los precios sin IVA del gasóleo agrícola hubieran sido superiores a la media de los precios pagados en 2004 y 2005, incrementando los mismos en el porcentaje de aumento de los precios percibidos por el sector. Según los datos de la Administración, esa condición se ha cumplido.

En medios agrarios se esperaba que la aprobación por ley de esas devoluciones se hubiera producido ya, con el fin de que, desde el Ministerio de Hacienda, se adelantara la orden correspondiente donde se fijaran las exigencias que deberán cumplir los agricultores para el cobro de esa compensación. Con el rechazo de esa enmienda por parte de los populares, se teme que se pueda aplazar la normativa y el pago.

Desde las organizaciones agrarias UPA y COAG se ha criticado la posición de los populares en el Senado. En su opinión, la postura del PP es "impresentable" en cualquier caso, tanto si votaron en contra de forma consciente o por no haberse leído ni siquiera las enmiendas, lo que reflejaría su "escaso interés" por el campo.

La demanda de gasóleo agrícola se eleva a unos 3.000 millones de litros, aunque en realidad se estima que el gasto estrictamente para tareas del campo es muy inferior, como lo pusieron de manifiesto las ayudas pagadas en acuerdos anteriores. Para hacer frente al fraude, el acuerdo contempla un plan de inspección por parte de la Agencia Tributaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 15 de octubre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50