Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El acuerdo propuesto defiende darle la vuelta a los servicios de inserción

Además de hablar de renta básica, el pacto que proponen los socialistas supone darle la vuelta a las políticas de lucha contra la exclusión social, fundamentalmente en cuanto a los servicios de inserción. La parlamentaria Gemma Zabaleta recalcó que deben ser políticas destinadas a buscar un empleo normalizado a las personas que se encuentran con más dificultades. "La renta básica es un soporte más o menos puntual para solucionar un estado de necesidad, pero hay que ir más allá", destacó.

Los dos instrumentos que soportan esa estrategia a medio y largo plazo son los servicios de inserción y los servicios sociales de la comunidad autónoma. Sobre los primeros, Zabaleta aseguró que deben "mejorar mucho", sobre todo en cuanto a coordinación. En su momento, los socialistas propusieron la creación de una agencia vasca para la inserción o cualquier otro instrumento destinado a la coordinación de "todos los esfuerzos públicos y privados" para lograr la plena inserción. "Se trata de poner en común todos los recursos desperdigados y, por lo tanto, ineficaces" para los colectivos excluidos, apuntó.

El objetivo final sería, según dijo, que la percepción de la renta básica, sea cual sea su cuantía, resulte puntual y que la solución estructural de las personas y las familias pase por la inserción social y en el mercado laboral. Tanto Zabaleta como Pastor criticaron la "dispersión" que existe de la aplicación de las políticas sociales en el propio seno del Gobierno, entre los departamentos de Vivienda y Asuntos Sociales y el de Justicia, Empleo y Seguridad Social.

Zabaleta lamentó la falta de desarrollo de la Ley de Servicios Sociales, después de varios años de su aprobación. "Cada institución aplica su política. No hay un decreto que regule los servicios sociales de base", dijo. Desde el Gobierno, se ha asumido que la gestión de los programas de solidaridad con las personas desfavorecidas requiere de un constante proceso de "reflexión, evaluación y adaptación". Por ello ha elaborado el primer Plan de Evaluación de Políticas Sociales y el consejero de Emple, Joseba Azkarraga, expondrá el próximo lunes en el Parlamento el balance del Plan Vasco de Inserción 2003-2005.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de octubre de 2006