Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una asociación teme que 230.000 discapacitados queden sin atender

La Confederación Española de Organizaciones en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual, FEAPS, considera que más de 230.000 de las 280.000 personas con este tipo de discapacidad podrían quedar fuera del futuro Sistema Nacional de Atención a la Dependencia. La organización ha calculado esta cifra en función del baremo que cree que utilizará el Gobierno para determinar el grado de dependencia de estas personas.

En el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales insistieron en que el baremo se fijará en el futuro "de acuerdo con las comunidades autónomas". Está previsto que la discusión sobre la Ley de Dependencia, que creará el sistema nacional cuyas prestaciones dependerán del baremo, comience en los próximos días en el Congreso.

Según FEAPS, el texto de esa futura norma no contempla a todos los discapacitados intelectuales como personas dependientes, sino "sólo a un 10%". En un comunicado emitido ayer, la organización puntualiza que "la discapacidad intelectual genera en todos los casos dependencia y necesidades de apoyo para una mayor autonomía personal". Por eso pide a todos los grupos parlamentarios que tengan en cuenta estas circunstancias a la hora de enmendar el proyecto de Ley de Dependencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de septiembre de 2006