Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ecologistas recurren al Superior el plan que permite la mina en Aizkorri

La plataforma Ekologistak Martxan, que agrupa a los principales grupos ecologistas vascos, ha solicitado al Tribunal Superior de Justicia que suspenda los dos artículos del Plan de Ordenación de Recursos Naturales del parque natural de Aizkorri-Aratz que permiten la explotación de una mina de calcita en una zona de máxima protección. Los ecologistas presentaron en julio su recurso, que se une al formulado por el concejo alavés de Ilarduia, donde se ubica la cueva de la Leze. La Diputación de Álava requirió al Gobierno para que eliminase esos dos artículos y aún no ha recibido una contestación oficial, señaló un portavoz. Su intención es acudir también a los tribunales si el Ejecutivo no actúa.

Los ecologistas plantean en su demanda que se suspenda la ejecución del artículo 7.3.5, que señala que no se permitirán " las actividades extractivas a cielo abierto". Estas tres últimas palabras, que no existían en la redacción original, dejan abierta la explotación subterránea del yacimiento de calcita, como proyectan los promotores. El otro artículo que se propone eliminar es el 9.1, referido a las excepciones en las actividades en el parque, que permite "la extracción de recursos minerales mediante laboreo subterráneo, sin afección a la superficie".

"Resucitar el proyecto"

La plataforma ecologista sostiene que supone un intento de "resucitar en el futuro el proyecto de cantera". En su recurso agrega que se ha producido una infracción del procedimiento administrativo de aprobación del plan de ordenación "por no haberlo sometido a una nueva exposición pública cuando la modificación era un tema sustancial: nada menos que una actividad que en un principio estaba prohibida pasa a estar permitida y además en la zona de máxima protección". Aportan también el documento de las Directrices de Ordenación del Territorio, que prohíben las actividades mineras en un parque natural.

Los cambios en el plan fueron decididos hace más de un año en un órgano público de desarrollo rural, Landaberri, en el que participan el Gobierno y las tres diputaciones. El Departamento de Medio Ambiente, que asegura que rechaza la implantación de una cantera y manifiesta en privado que es un asunto heredado del anterior equipo de la consejería, ha encargado un informe hidrogeológico a la Universidad del País Vasco (UPV) que corrobore la inviabilidad de la mina.

Esta iniciativa es criticada por los ecologistas. "Demuestran que el Plan de Ordenación de Recursos no es un documento fiable. La misma administración que lo aprueba pocos días después cuestiona su validez técnica". Ekologistak Martxan comenzará mañana una ronda de entrevistas con todos los grupos del Parlamento con el fin de que la Cámara inste al Gobierno a modificar el plan del parque.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de septiembre de 2006