Castro afirma que ha superado lo peor de su enfermedad

El presidente cubano seguirá parcialmente retirado, según dice en su propio parte médico

"El momento más crítico quedó atrás. Hoy me recupero a ritmo satisfactorio". Fidel Castro, que ha perdido 18,6 kilos, resumió y redactó, en esos términos, su propio parte médico. Le han retirado el último punto de la intervención quirúrgica que le fue practicada a finales de julio para atajar una grave crisis intestinal, aunque la convalecencia será larga. El presidente cubano afirma no tener prisa en retomar el poder porque lo considera en buenas manos.

Castro participará en alguna de las actividades relacionadas con la XIV Cumbre del Movimiento de Países No Alineados, prevista entre los próximos días 11 y 16 en La Habana. El presidente cubano recibirá a algunos de los "visitantes distinguidos", entre ellos el venezolano Hugo Chávez, el iraní Mahmud Ahmadineyad o el paquistaní Pervez Musharraf.

Apenas tres días después de que la televisión cubana difundiera un vídeo con imágenes de su tercer encuentro con Chávez, su principal aliado político, el diario Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba (PCC), publicó un mensaje, fechado este lunes, que titula: "A mis queridos compatriotas". Lo acompañan siete fotografías en las que aparece sentado en una mecedora vestido con un pijama azul claro y otro oscuro. Lee y escribe.

El mensaje al pueblo cubano, y por elevación a la opinión pública internacional, alude a las películas y fotografías divulgadas anteriormente para informar sobre el posoperatorio. "Sé que agradaron mucho a nuestro pueblo. Algunos opinaron, con razón, que se me veía un poco delgado, como único elemento desfavorable. Me alegro mucho de que lo hayan percibido. Esto me permite enviarles varias fotos más recientes y, a la vez, informarles de que en unos pocos días perdí 41 libras [18,6 kilogramos]. Añado que hace muy poco me retiraron el último punto quirúrgico, después de 34 días de convalecencia".

"Ni un solo día, incluso los más difíciles desde el 26 de julio", agrega, "dejé de hacer un esfuerzo por subsanar las consecuencias políticas adversas de tan inesperado problema de salud". Fundamentalmente, revisó el libro Cien horas con Fidel, de Ignacio Ramonet, director de Le Monde Diplomatique, que prometió publicar en Cuba. El libro recoge sus conversaciones con el periodista entre principios del año 2003 y mediados de 2005. "No por ello he dejado de cumplir estrictamente mis deberes como paciente disciplinado. Puede afirmarse que el momento más crítico quedó atrás. Hoy me recupero a ritmo satisfactorio".

Fidel Castro delegó temporalmente el poder en su hermano Raúl, de 75 años, jefe de las Fuerzas Armadas, después de que los médicos determinaran en julio la necesidad y urgencia de someterlo a una intervención quirúrgica para combatir una afección intestinal aguda. El inesperado relevo en la cúspide revolucionaria desencadenó todo tipo de diagnósticos y pronósticos políticos. Uno de ellos apostaba por la agonía de Castro, y una inminente transición. No ha sido así pese a que la hemorragia intestinal sufrida, según las fuentes consultadas, hizo temer por su vida. Las informaciones divulgadas indican que la operación, efectuada en algún momento de los días comprendidos entre el 26 (último día en que se le vio en público) y el 31 de julio, detuvo el abrupto empeoramiento del paciente.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

"El país marcha bien"

Castro seguirá parcialmente retirado hasta recobrar fuerzas. "En este momento no tengo apuro alguno, y nadie debe apurarse. El país marcha bien y avanza", subrayó el presidente cubano en su mensaje de 30 líneas, que recogió en primer lugar la edición digital de Granma.

La evolución de la enfermedad es secreto de Estado y el equipo médico no difunde partes por instrucciones del paciente. "Todos debemos comprender que no es conveniente ofrecer sistemáticamente información, ni brindar imágenes sobre mi proceso de salud. Todos debemos comprender igualmente, con realismo, que el tiempo de una completa recuperación, quiérase o no, será prolongado", señala el paciente.

Fidel Castro, en una fotografía sin fecha publicada ayer en el diario oficial <i>Granma.</i>
Fidel Castro, en una fotografía sin fecha publicada ayer en el diario oficial <i>Granma.</i>AP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS