11.000 personas en el arranque del festival Azkena Rock

Casi 11.000 personas, según la organización, siguieron con diversión y sin incidentes el jueves y la madrugada de ayer en Vitoria la primera jornada del Azkena Rock Festival, por el que desde su arranque y hasta el amanecer del domingo van a pasar Pearl Jam, Iggy & The Stooges, New York Dolls y 22 grupos más.

No hubo decepciones en lo artístico y, según lo previsto, la gran atracción de la primera jornada fueron Iggy & The Stooges. Son otros tiempos y ya no transmite la misma sensación de peligro que cuando hace cuatro décadas se rajaba el pecho, pero Iggy Pop, magnético, acumuló el mayor número de incondicionales frente al escenario y su banda, comandada a las seis cuerdas por Ron Asheton, levantó los más imponentes muros de guitarra.

Pese a su conocida y acentuada cojera, La Iguana se mostró ferviente, espasmódico e incansable. Como acostumbra desde la reunificación de sus legendarios Stooges, tocó dos veces I wanna be your dog, invitó a numeroso público a brincar por el escenario, exhibió su fibroso torso desnudo, enseñó el culo y se olvidó de incunables como Search & destroy. Sí cantó 1969, No fun, Real cool time y T.V. eye, en plena descarga de high energy, protopunk y el rugido característico de Detroit, atemperado con saxofón en cinco temas, y se dirigió al público como "¡fucking vascos!" ("jodidos vascos").

Antes, había sonado el stoner rock en euskera de Sharon Stoner y la mezcla de flamenco y rock de Guarro, mientras que los estadounidenses Young Fresh Fellows calentaron el ambiente con una puesta en escena jaranera. Su impetuoso repertorio, surtido de power pop, rock and roll jovial, algún soplo surf, ramalazos punk y versiones de NRBQ y The Sonics, no defraudó.

The Waterboys pusieron el toque folk con una reducida instrumentación compuesta por violín, piano y guitarra acústica, que brindó a Mike Scott la coartada perfecta para recuperar temas de su Fisherman's blues, y el rock americano de Green On Red sirvió de antesala a Iggy & The Stooges. The Misfits cerraron la tanda de conciertos con su conocida estética fantasmagórica y un monótono cancionero.

Ayer, el día más rocanrolero y popero, actuaron New York Dolls, Buckcherry, Redd Kross, Marah y Bottle Rockets. Y, para muchos, la presencia de nombres destacados de la escena underground, como los australianos Kim Salmon y Wolfmother, o los estadounidenses Supagroup y My Morning Jacket, no serán hoy más que un aperitivo antes de la salida a escena de Pearl Jam. El grupo de Seattle presentará los temas de Pearl Jam, su octava grabación de estudio, una bocanada de electricidad y angustia.

Con el reclamo de la banda de Eddie Vedder, la organización del Azkena Rock espera batir su marca de espectadores en un sólo día: 20.000, que dejarían cortos los casi 16.000 que escucharon el año pasado a The Pogues, Julliette & The Licks y Queens Of The Stone Age.

Iggy Pop, durante su actuación en Azkena Rock.
Iggy Pop, durante su actuación en Azkena Rock.L. RICO

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 01 de septiembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50