Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Lennon, en el desierto de fresas

La gente que conoció al líder de los Beatles explica el proceso de creación de 'Strawberry

Strawberry fields forever, de los Beatles, una de las mejores canciones de música pop, nació en septiembre de 1966 en Almería. Hija de John Lennon -aunque más tarde Paul McCartney firmaría también su partida de nacimiento-, pasó sus primeras semanas de vida entre el abrasador desierto y las tranquilas playas andaluzas.

La Almería que alumbró este tema, la de hace 40 años, no se parece mucho a la de hoy. Por ejemplo, la playa del Zapillo, donde se encuentra la primera casa que alojó a Lennon durante su estancia, era un lugar tranquilo, apartado del centro por campos de cultivo, nada que ver con la imagen de Los vigilantes de la playa que presenta hoy, cualquier día de verano, con la arena atestada de sombrillas, su red de voley playa y sus casetas de socorrista calcadas a las de California.

El músico de Liverpool paseaba con su guitarra sin tener que sortear a legiones de seguidores

"En la casa de Santa Isabel ocurrían cosas extrañas, las luces se encendían y apagaban"

Entonces, cuando el músico de Liverpool llegó a Almería para rodar a las órdenes de su amigo Richard Lester la película Cómo gané la guerra, por primera vez desde que el éxito asaltó a los Beatles, unos tres años antes, podía salir a la calle sin tener que sortear a legiones de admiradores ruidosos e histéricos. Paseaba tranquilamente por la orilla, con su guitarra, como cuentan los que fueron sus vecinos. Antonio Cano tenía entonces 11 años, y sí sabía quién era Lennon, asegura. "Alguna vez nos acercamos a pedir un autógrafo. Unas veces te atendía amablemente y otras no tanto...".

Como en toda biografía, el entorno familiar en sus primeros pasos también condicionó la personalidad de Strawberry fields. Probablemente, fueron varios factores los que llevaron a Lennon a recordar entonces aquel orfanato de Liverpool enfrente del cual vivía de niño y que se llamaba Strawberry Field (Campo de Fresa). No sólo podía andar a sus anchas por Almería, sino que por primera vez estaba alejado del resto de los Beatles, trabajando él solo en una película en un lugar que le era extraño.

"Era completamente distinto de lo que conocíamos. Jamás había visto a una mujer vestida toda de negro", asegura Cynthia, su primera mujer, que acompañó a Lennon en aquel viaje. Esta semana volvió a Almería, 40 años después, invitada por la asociación John Lennon Almería Forever que, junto al periodista Adolfo Iglesias, ha conseguido rescatar del olvido el paso del artista de Liverpool (con su retoño musical en brazos) por la ciudad andaluza.

Aquel viaje "cambió todo". Lennon salió de Almería con una nueva imagen, cuenta Cynthia. Se tuvo que cortar el pelo para la película y tuvo que usar esas gafas redondas que no dejaría jamás y que han pasado a la historia como una pieza inseparable de la figura de Lennon. "Pero también cambió su actitud", cuenta la que fue su esposa entre 1962 y 1969, "volvió con más confianza".

"En Almería se encontraba solo", recalca, y recuerda que cuando ella llegó al rodaje en el desierto -Lennon ya llevaba allí dos semanas- lo primero que hizo fue entrar en el coche y pedirle al chófer que les dejara. "Y llegamos a conocernos otra vez...". Lennon estaba ilusionado, preparado para afrontar la aventura del rodaje, pero en el camino se dio cuenta "de que no estaba hecho para ser una estrella de cine", asegura Cynthia.

En realidad, aceptó el trabajo "por amistad a Richard Lester", pero era evidente "que se aburría", cuenta Luis Matilla, el ayudante de dirección. La película era una sátira en la que unos soldados ingleses tienen que construir durante la Segunda Guerra Mundial un campo de críquet en un desierto norteafricano, 100 kilómetros detrás de las líneas enemigas. Era un filme coral, en el que los actores tenían que pasar una enorme cantidad de horas muertas a la espera de que llegase su turno para participar.

Carboneras, Cabo de Gata, Tabernas... Matilla y los otros miembros del equipo, como Gabriel Muñoz (de 83 años), uno de los chóferes, le recuerdan bajo la sombra de algún camión, escribiendo -se pasó las seis semanas de rodaje componiendo "sin parar" la canción, diría más tarde Lennon en una entrevista-. Se juntaba con todos, los chóferes, los extras, aunque la barrera idiomática siempre estuviera presente.

Hasta aquí, podría explicarse el componente de nostalgia, la parte más naïf de Strawberry fields. Pero para llegar a lo surrealista, esotérico y psicodélico habría que echar un vistazo a la segunda casa que habitó Lennon en Almería. Conocida con el nombre de Santa Isabel, es una vivienda palaciega en las afueras de la ciudad, con piscina y un gran jardín, que en 1966 tenía una magnifica vista de la bahía almeriense. Hoy, la línea del horizonte la forman pisos, y la casa se encuentra abandonada, deteriorada por el paso de los años, aunque el Ayuntamiento de Almería proyecta su restauración para convertirla en el Museo de las Artes Cinematográficas y Escénicas de la ciudad.

"Allí ocurrían cosas extrañas". Recuerda Cynthia Lennon la imagen de una Virgen que adornaba el rellano de la escalera. "Las cosas se movían, las luces se apagaban y encendían". La visita de Ringo Starr y de Cynthia para celebrar el 26º cumpleaños de Lennon (el 9 de octubre) hizo que se mudaran a esa casa porque no cabían todos en la otra. "Una vez se fue la luz durante más de media hora. Encendimos unas velas y empezamos a cantar canciones tradicionales inglesas, de la Segunda Guerra Mundial", cuenta Cynthia Lennon. Allí, el músico grabó, únicamente con una guitarra acústica, las primeras pruebas de Strawberry fields forever.

Los primeros días de noviembre de 1966, John volvió a Londres. Poco después conocería a Yoko Ono. En 1969, se divorció de Cynthia y, al año siguiente, se disolvieron los Beatles. Pero entre medias, el mítico grupo de Liverpool publicó seis discos más, incluyendo el sencillo con Penny Lane y Strawberry fields forever, y el disco Magical mystery tour, donde también se encontraba aquella canción nacida en Almería.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de julio de 2006