Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El varón pierde la preferencia en la sucesión nobiliaria

El Congreso rompió ayer unas tradición de 800 años, que se remonta a Alfonso X el sabio. Generación tras generación, miles de nobles españolas, también en democracia, han visto cómo sus hermanos pequeños se hacían con el título de sus padres a la muerte de éstos. Sin embargo ayer, la Comisión de Justicia aprobó una proposición de ley conjunta del PSOE, PP y Coalición Canaria para eliminar el principio de varonía en las sucesiones nobiliarias, un honor sin valor jurídico que en España afecta a 2.199 personas.

La Comisión aprobó, con el voto en contra de CiU a una parte (ERC e IU, que también se oponen, no estaban ayer), el texto llegado de la ponencia que sentencia: "El hombre y la mujer tienen igual derecho a suceder en las Grandezas de España y títulos nobiliarios, sin que pueda preferirse a las personas por razón de su sexo en el orden regular de llamamientos".

Lo más polémico fue la disposición transitoria, una extraña fórmula retroactiva

para incluir al grupo de mujeres que han luchado en los últimos años contra la varonía. Algunos diputados protestaron porque se haga una ley específica para personas "con nombres y apellidos".

Sin embargo, tanto la representante de CiU como el de Coalición Canaria e incluso, con matices, la del PP, señalaron que esta redacción podía dar pie a una enorme litigiosidad. "Puede ser muy divertido para las revistas del corazón. Vamos a ver desfilar por las salas a muchos famosos", ironizó Luis Mardones, de CC. Aún así, se aprobó el texto pactado. La más crítica, aunque apoyó la reforma, fue la diputada del PNV Margarita Uría. "Muchos títulos fueron concedidos por el franquismo. Esta no es mi causa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de junio de 2006