El Gobierno implantará en enero de 2007 los planes departamentales para el fomento del uso del euskera

El Gobierno vasco implantará los planes específicos de uso del euskera en todos sus departamentos y órganos autónomos a partir de enero de 2007, según confirmó ayer el viceconsejero de Política Lingüística, Patxi Baztarrika. Es una de las principales medidas con la que se quiere lograr que, "sin prisa pero sin pausa, el euskera, además de lengua de servicio, sea también lengua de trabajo", explicó.

En la actualidad, 3.633 de los 6.305 funcionarios de la Administración dgeneral y los organismos autónomos son bilingües. Pero este 57,62% hay que matizarlo, porque en él se engloba a todas las personas que han acreditado algún perfil lingüístico, lo que significa que no todas ellas dominan las dos lenguas por igual. "El cambio lingüístico no se produce a golpe de decreto. El proceso va a ser largo e implicará a varias generaciones, pero en la administración no partimos de cero. Los funcionarios han realizado un importante esfuerzo para capacitarse en esta lengua", señaló Baztarrika. Un total de 3.633 trabajadores han logrado acreditar un perfil frente a los 2.672 que no lo han hecho, según datos del Ejecutivo. Pero el escollo sigue siendo su uso, que no ha crecido en la misma proporción en que ha aumentado su conocimiento en la Administración.

Este es el contexto en el que se preparan los planes para la normalización del euskera en todos los departamentos del Ejecutivo y sus organismos autónomos. De momento se está realizando un diagnóstico de las necesidades de cada área para fijar los objetivos y consensuar los métodos para lograrlos.

Refuerzo

"Está claro que los ámbitos más sociales, los departamentos que tienen una vertiente más relacional [con el ciudadano], necesitan un refuerzo mayor que el de las unidades administrativas", recalcó Baztarrika. En estos momentos, el departamento más euskaldun es el de Cultura, donde el 87,16% de sus trabajadores se desenvuelven mejor o peor en este idioma. El de Agricultura, Pesca y Alimentación, es por contra, el que tiene un índice menor de bilingüismo (49,25%).

Los planes departamentales complementarán el general, aprobado en 2004. El Gobierno se propuso elevar con él en 33 las unidades de trabajo bilingües para 2007 y que pasaran de 192 a 398 los funcionarios capacitados para desarrollar su trabajo en euskera. Pero ese plan de normalización sólo afecta al personal de la Administración general. No se incluyen los empleados de la Ertzaintza o de Osakidetza, por ejemplo.

Esta misma semana se ha sabido que al menos un 20% de las 4.000 plazas que Osakidetza se plantea sacar en su próxima oferta pública de empleo (OPE) tendrá como requisito imprescindible el conocimiento del euskera. Para el 80% de las plazas restantes su conocimiento se evaluará como un mérito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 13 de junio de 2006.

Lo más visto en...

Top 50