El futuro de Cataluña

El alcance de la nueva financiación centra el único gran debate televisivo sobre el Estatuto

Las diferencias sobre el alcance económico y competencial del modelo de financiación que incluye el Estatuto centró las discusiones del primer y único debate de esta campaña entre todos los partidos políticos. TV-3 convocó en la noche de ayer, durante casi dos horas, a los máximos líderes de cada formación. Acudieron todos excepto Maragall. Intervinieron Miquel Iceta, viceprimer secretario del PSC; Artur Mas, presidente de CiU; Josep Lluís Carod Rovira, presidente de Esquerra; Josep Piqué, presidente del PP de Cataluña, y Joan Saura, presidente de Iniciativa-Verds. El debate estuvo moderado por el periodista Josep Cuní.

Los partidos del hicieron piña en torno a la defensa de la nueva fórmula de financiación que, como señalaron el ecosocialista Joan Saura y el convergente Artur Mas, recoge la mayoría de las reivindicaciones expuestas en el Estatuto aprobado en el Parlament. En la posición contraria, PP y ERC. Josep Piqué denunció que para una mejora de los recursos económicos no era necesaria la reforma estatuaria. Carod, por su parte, censuró que el acuerdo alcanzado queda a años luz de las aspiraciones catalanas y retó a Mas a que, si gobierna, suprima el impuesto sobre hidrocarburos que ayuda a financiar la sanidad pública.

Mas dice que regresar al Estatuto del 79 sería negativo y Carod critica la reforma por falta de ambición
Iceta señala que el catalanismo no renuncia a avances y Saura defiende los pilares de la reforma
Piqué censura la ausencia de Maragall e Iceta la justifica por un criterio de partido
Más información
La foto del 'no'
Montilla justifica los abucheos a Rajoy por el clamor contra el PP
Carod advierte de que el 'sí' supondrá un Gobierno PSC-CiU
ICV afirma que el nuevo Estatuto "también es de los inmigrantes"
Unió no envía a ningún dirigente al mitin central de CiU
Ciutadans de Catalunya celebra un acto en Girona por la libertad de expresión
"Hay que votar el texto, no a los partidos"
Campaña para los 'sin derecho a urna'
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El republicano intentó, sin conseguirlo, hurgar en la coherencia del resto de dirigentes durante todo este proceso con un argumento: su claudicación en las rebajas que el texto apoyado en Cataluña sufrió posteriormente en Madrid. Una comparación que Josep Cuní introdujo como tema de la segunda parte del debate. Los demás líderes políticos insistieron en que el nuevo Estatuto ha de confrontarse con el de 1979 y no con el borrador del 30 de septiembre. Iceta recordó que el texto es el resultado de un pacto entre dos Cámaras legislativas, la catalana y el Congreso y que renunciar a sus avances puede conducir a "la tristeza". Iceta afirmó que nunca el catalanismo ha renunciado a un avance en su autogobierno. Saura defendió que todos los pilares que figuraban en el proyecto están en la reforma.

En este punto Saura, Mas e Iceta actuaron como un bloque compacto: "Si en el referéndum sale vencedor el no, Cataluña se quedará con el Estatuto vigente", reprocharon a Piqué y Carod, que rechazaron tal afirmación. "No pasará nada. Lo que Cataluña necesita es un buen gobierno, no un nuevo Estatuto", respondió el popular. "Tampoco pasa nada. Podemos pedir el traspaso de competencias a través del artículo 150.2 de la Constitución", abundó Carod.

Pero el socialista Miquel Iceta insistió y recriminó a Carod que su formación votará lo mismo que los "nacionalistas españoles [del PP]" y que en las urnas todos los noes son iguales. Artur Mas le ayudó en su ofensiva contra Esquerra y recordó que los republicanos, en esta negociación, "han representado todos los papeles".

Iceta y Mas aparcaron diferencias en esta campaña y rechazaron que el nuevo Estatuto fuera el resultado de un pacto entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder convergente, como denunció Carod Rovira. El dirigente republicano ganó protagonismo en la segunda parte del debate. En la primera lo consiguió Josep Piqué, a quien el resto de líderes afearon la actitud de su partido contra el Estatuto y su política de "acoso" contra Cataluña. El presidente del PP catalán sacó a colación los insultos que el sábado le profirieron a Mariano Rajoy y reprochó, una y otra vez, que el resto de formaciones hayan actuado por "puro electoralismo" en el proceso de redacción del Estatuto. Piqué destacó que este nuevo Estatuto no cuenta con el mismo consenso que el vigente.

La segunda parte la protagonizó un duro enfrentamiento entre Carod y Mas, que pujaron para demostrar su catalanismo, y que tuvo que cortar el moderador. Ambos dirigentes se acusaron de ceder ante "Madrid" en dos asuntos capitales: la definición de Cataluña como nación y la financiación. El republicano admitió que su partido estaba dispuesto a sustituir nación por comunidad o realidad nacional si, a cambio, se obtenía un buen sistema de financiación lo que, a su juicio, "no sucedió".

El bloque del -PSC, CiU e ICV- recordó que Esquerra, la víspera del pacto entre Mas y Zapatero del 21 de enero, "estaba de acuerdo en casi todo y que el día 22 era todo malo".

De izquierda a derecha, Joan Saura, Josep Piqué, Josep Lluís Carod, Artur Mas y Miquel Iceta, ayer antes del inicio del debate.
De izquierda a derecha, Joan Saura, Josep Piqué, Josep Lluís Carod, Artur Mas y Miquel Iceta, ayer antes del inicio del debate.SUSANA SÁEZ

¿Qué pasó en La Moncloa?

En un momento del debate, Josep Lluís Carod preguntó a Artur Mas de qué habló con el presidente Zapatero en su encuentro en La Moncloa cuando cerraron el acuerdo sobre el texto estatutario. Concretamente si acordó con Zapatero una nueva geometría de pactos y que a ERC no se le diera "ni agua". Y redondeó la pregunta con una alusión doméstica a CiU: "Duran se enteró por la radio de que usted estaba en Madrid". Carod le recriminó haber vendido por 20 un Estatuto que valía 100.

Mas rechazó lo que calificó de especulaciones de una persona que no estaba ese día en La Moncloa -"usted fue el día siguiente"- y le preguntó a Carod por qué si a ERC el Estatuto le parece un desastre tan monumental "no dijeron que no desde el comienzo". El líder de CiU recordó el largo viaje de ERC con respecto a este Estatuto. "Han pasado del al ni ni no; del voto en contra en el Congreso, a la abstención en el Senado para, después, proponer un voto nulo político y llegar finalmente a pedir el no". Mas concluyó este relato preguntando a Carod: "¿Quiere decir que se lo creen lo del no?".

Carod recriminó a Mas que un líder nacionalista vaya a La Moncloa a pactar el Estatuto. Miquel Iceta, en este capítulo de rememoraciones históricas del proceso negociador, recordó a Carod que después de que Maragall reuniera a los líderes del tripartito para acordar dar un plazo de 15 días a CiU para que se incorporara definitivamente, o no, al consenso estatutario, Carod se entrevistó con Zapatero a quien pidió que se implicara personalmente en la obtención de este consenso.

Iceta concluyó su relato recordando que Zapatero pidió tiempo y Carod lo aceptó.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS