El futuro de Cataluña

Carod advierte de que el 'sí' supondrá un Gobierno PSC-CiU

ERC recupera el tono radical abandonado al entrar en el tripartito

Los republicanos enfocan el último tramo de la campaña del referéndum con mentalidad de resistentes ante la previsible derrota del no que propugnan, bien a su pesar, junto con el PP, en el referéndum del domingo que viene. Ayer lo proclamó su líder, Josep Lluís Carod: "Somos los únicos que resistimos, somos el factor de distorsión". Un apoyo fuerte a este Estatuto "abrirá la puerta a la sociovergencia", advirtió.

Más información
El alcance de la nueva financiación centra el único gran debate televisivo sobre el Estatuto

La sociovergencia, es decir, una alianza de gobierno entre los socialistas y CiU, equivaldría, según Carod, a "la anestesia nacional del país". Es lo que los dirigentes de Esquerra Republicana (ERC) temen que suceda, después de la ruptura del Gobierno tripartito de las izquierdas. Carod lo advirtió ayer ante la concurrencia más nutrida de todas las que ha tenido en esta campaña, unas 1.500 personas que participaron en la fiesta anual del partido, celebrada en el parque de Torreblanca, en Sant Feliu de Llobregat.

Los líderes de ERC han recuperado el tono radical de sus discursos, que abandonaron con su ingreso en el Gobierno catalán, a finales de 2003. Su secretario general, Joan Puigcercós, afirmó en el mismo mitin que la votación del domingo ha de ser "el preámbulo de la creación de la mayoría social por la autodeterminación".

Las intervenciones de los oradores fueron coreadas al final con gritos de "¡independencia!, ¡independencia!". Una muestra del tono radical que está adoptando Esquerra la dio Anna Simó, ex consejera del Gobierno catalán, cuando para animar a rechazar el voto del posibilismo, que tienta a muchos electores de ERC, argumentó así: "¡Ni pequeño avance ni hostias!".

En esta misma línea, Carod animó a votar no recordando lo que sucedió con el referéndum de 1978 sobre la Constitución. La mayor proporción de sies a la Constitución se dio en Cataluña, afirmó, lo contrario de lo que pasó en el País Vasco, que fue donde obtuvo menos apoyo. Sin embargo, explicó, "lo que luego ha sucedido es que Cataluña ha sido la más maltratada y el País Vasco el más respetado".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En el esquema dibujado por Carod, una fuerte proporción de noes es la mejor forma de garantizar que Cataluña "sea respetada" en el inmediato futuro, cuando se aborden las negociaciones que inevitablemente habrá que abordar. Es la manera de dar a Cataluña "una entidad políticamente diferenciada", dijo, "sentarse junto a Euskadi y Navarra" en vez de hacerlo "junto a Ceuta y Melilla".

Benet y Candel, por el 'no'

A pesar de que todos los sondeos de opinión auguran un triunfo claro del , Esquerra ha conseguido el apoyo de algunas figuras políticas que en otras contiendas electorales apoyan a partidos de la izquierda que ahora preconizan el sí. Es lo que ha sucedido con un manifiesto de rechazo a esta reforma estatutaria presentado por la propia ERC, que ha sido firmado por dos ex senadores, Josep Benet y Francisco Candel, que habían concurrido a las elecciones en listas del PSUC.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS