Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía desarticula en Málaga una banda que explotaba a extranjeros

La policía ha desarticulado una banda dedicada a explotar a extranjeros, la mayoría brasileños, en una operación que se ha saldado con 47 detenidos desde el pasado mes de marzo en la provincia de Málaga. En la última fase de la operación han sido detenidas 18 personas, 15 de ellas de nacionalidad brasileña, que tenían a los inmigrantes, algunos captados por la llamada Congregación Cristiana Española, en condiciones de esclavismo.

Según la Comisaría Provincial de Policía, los últimos arrestos se suman a otros 29 en seis actuaciones policiales anteriores en la Costa del Sol, que constituyeron la fase previa de la investigación de la Operación Boavista. La organización falsificaba tarjetas de residencia españolas, cartas de identidad portuguesas y otros documentos de viaje para incorporar al mercado de trabajo a brasileños y otros extranjeros sin papeles. La banda facilitaba a los inmigrantes documentación falsa para darse de alta en la Seguridad Social y ponerlos a trabajar en obras de construcción, que algunas veces ejecutaba la propia red. Los inmigrantes debían pagar la documentación falsa, y por su trabajo, en condiciones de esclavitud, según la policía, recibían un salario de subsistencia.

Los trabajadores eran captados en Brasil o a través de la Congregación Cristiana Española, que tenía sede en Vélez (Málaga), de la que el principal investigado es tesorero y en cuyas reuniones de culto cada feligrés exponía su situación personal.

La última fase de la investigación tuvo lugar el lunes, al tener la policía indicios de que uno de los principales investigados iba a abandonar España. La detección, a finales de 2005, del uso por brasileños y ciudadanos de países ex colonias de Portugal de cartas de identidad portuguesas falsas determinó la presencia en Málaga de esta organización. La última actuación, en la que colaboró la Inspección Provincial de Trabajo, se desarrolló en Fuente de Piedra, con ocho detenidos -seis brasileños, uno de Ghana y otro de Argentina-; Vélez-Málaga, donde fueron detenidos cinco brasileños; Antequera -dos brasileños y un español, Antonio S. E., de 48 años- y Málaga capital -dos brasileños-.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de junio de 2006