Defensa negocia tener un general en el cuartel de la OTAN en Kabul en 2007

España está negociando tener un general en el cuartel de la OTAN en Kabul, a partir de febrero de 2007, cuando el actual mando británico sea sustituido por un estado mayor multinacional. Fuentes gubernamentales dijeron que, aunque el asunto no está cerrado, lo más probable es que, en una primera fase, España tenga en Kabul un general de brigada responsable de la cooperación cívico militar.

La situación de Afganistán, donde el recrudecimiento de la violencia ha dejado 400 muertos en el último mes, será uno de los ejes de la reunión de ministros de Defensa de la OTAN, hoy y mañana en Bruselas, y de las entrevistas que el ministro español José Antonio Alonso mantendrá con el secretario general aliado, Jaap de Hoop Scheffer, y con sus homólogos estadounidense, Donald Rumsfeld, y afgano, el general Abdul Raheem Wardak.

Está previsto que a finales de julio la Alianza Atlántica tome el control del sur del país y que sus efectivos pasen de 9.000 a 17.000 gracias a las aportaciones de Reino Unido, Canadá y Holanda. Antes de que acabe el año, la cobertura de la OTAN debe extenderse a la totalidad del país, pues las tropas de EE UU desplegadas en el este, junto a la frontera de Pakistán, cambiarán de sombrero y pasarán bajo mando aliado.

En estas condiciones, los 36 países con tropas en Afganistán negocian ya la composición del cuartel general que sustituirá al británico en febrero, coincidiendo con la reunión informal que los ministros de Defensa de la OTAN celebrarán en Sevilla.

En aplicación del turno rotativo, España debía tomar el mando aliado en Afganistán en 2007, pero este plan se desechó en diciembre, tras aprobarse la extensión de la OTAN a todo el país. Eso no significa, sin embargo, que España vaya a carecer de presencia en dicho cuartel general, que tendrá carácter multinacional.

Según las fuentes consultadas, el mando supremo será un teniente general estadounidense, apoyado por cuatro generales de división (tres adjuntos y un jefe de Estado Mayor). Uno de dichos generales será responsable de la Operación Libertad Duradera (de lucha contra el terrorismo) y otro de la ISAF (misión de apoyo a la seguridad y reconstrucción). Ambas seguirán formalmente separadas, aunque con el mismo jefe máximo y un único cuartel general.

Será a un nivel inferior, entre la decena de generales de brigada, donde estará el mando español. Aunque se trate de un puesto relativamente modesto, supone un salto cualitativo, pues ahora el militar español de mayor empleo en Kabul es un teniente coronel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0006, 06 de junio de 2006.

Lo más visto en...

Top 50