Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Microsoft endurece su política contra los Windows piratas

Un programa instalado en el ordenador recordará periódicamente la ilegalidad

La compañía Microsoft ha iniciado una agresiva campaña contra las versiones piratas del sistema operativo Windows XP y el paquete de ofimática Office. Consiste en un programa que se instala en el ordenador del usuario para detectar si el sistema es original. En algunos países, como Estados Unidos o Australia, a este programa lo acompaña otro, que abre periódicamente avisos en el ordenador informando al usuario de que su Windows no es legal.

Desde hace pocas semanas, cuando se accede al sistema de actualizaciones de Windows, aparece el aviso: "Para utilizar la versión más reciente de Windows Update, necesitará actualizar algunos de sus componentes". El usuario pincha en aceptar, y Microsoft le instala la "Herramienta de Validación del Programa de Ventajas de Windows Original", que analiza su clave de Windows y le avisa si es una versión pirata. En este caso, no le permite actualizar más que los parches críticos de seguridad, excepto Internet Explorer y Windows Defender.

Hasta ahora, la validación se realizaba remotamente. Si el sistema era pirata, no se permitían más actualizaciones que las de seguridad. La novedad es que ahora se instala un programa en el ordenador.

La cara más polémica de esta campaña no ha llegado aún a España. Se llama Programa de Notificaciones de Ventajas de Windows Original y se está instalando en los ordenadores de EE UU, Reino Unido, Malaisia, Australia y Nueva Zelanda. Microsoft promete implantarlo en todo el mundo en este mismo año. El programa muestra un mensaje en el ordenador cada vez que se inicia Windows, indicando que la versión no es original, además de emitir recordatorios periódicos.

Según Microsoft: "Los usuarios no dispondrán de la opción de desinstalar la característica de Notificaciones de Ventajas de Windows Original". La única forma de eliminar estos mensajes, que no el programa, será deshabilitar las Actualizaciones Automáticas, una aplicación clave para recibir parches de seguridad.

El sistema operativo Windows está instalado en el 95% de los ordenadores domésticos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de mayo de 2006