Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSPV reclama en la fiscalía que se justifique el sobrecoste de 102 millones en Terra Mítica

Los diputados socialistas se ratifican en su denuncia y emplazan a Camps para que responda

Los diputados socialistas Antoni Such y José Camarasa acudieron ayer a la fiscalía de Valencia a ratificar la denuncia que presentaron la pasada semana con la grabación de la conversación con dos empresarios que vinculan a Eduardo Zaplana al cobro de comisiones en la construcción de Terra Mítica. Such y Camarasa explicaron la denuncia y aclararon que su objetivo es conocer adónde ha ido a parar el sobrecoste de 102 millones de euros del parque temático de Benidorm. Los diputados emplazaron al presidente de la Generalitat a que responda sobre las tramas que implican a Terra Mítica.

"Hemos comparecido para ratificar y para explicar la denuncia, que consiste en esclarecer adónde han ido a parar los 102 millones de euros de sobrecoste del parque", afirmó Such tras su declaración ante la fiscal Carmen García Cerdá, encargada de la investigación. Los dos diputados respondieron, por separado, durante más de una hora a las preguntas de la fiscal sobre la denuncia presentada la pasada semana en la que dos empresarios (Antonio Moreno Carpio y José Herrero García) implican a Zaplana en el cobro ilegal de comisiones en las obras del parque temático.

Camarasa explicó: "Hemos ampliado algún detalle de las grabaciones que para la fiscal no estaba suficientemente claro pero que no voy a precisar por respeto a la Justicia". Such aseguró que sus comparecencias sirvieron para que "la Fiscalía tuviera suficientes datos para proseguir la investigación". Y añadió que tras los hechos conocidos hasta ahora, "es el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, quien tiene que dar respuesta sobre dónde está el dinero, y hacerlo públicamente". Camarasa agregó que como portavoz de grandes proyectos del PSPV en las Cortes intenta desde hace tres años, sin éxito, que el Consell explique el sobrecoste de Terra Mítica y dónde está el dinero que falta. "Hemos cumplido con la obligación de acudir a la Justicia tras conocer un hecho presumiblemente delictivo, como es la manipulación para inflar las facturas del parque", añadió.

Tras la ratificación realizada ayer por los dos diputados socialistas, la fiscal citará a declarar a los dos empresarios que relataron, según consta en las grabaciones, cómo se manipularon facturas en las que se inflaba artificialmente el coste de determinados servicios contratados entre 1999 y 2001 para entregar comisiones al también empresario Vicente Conesa y este, a su vez y según Moreno Carpio y Herrero García, dar parte de ese dinero a Zaplana. Conesa está implicado, junto a los dos empresarios grabados y otras 21 personas, en la trama de facturas falsas que investiga otro juzgado de Valencia por defraudación a la hacienda pública. Esa denuncia implica también a Terra Mítica.

Mientras, el PP se mantuvo ayer fiel al guión, que consiste en atacar a los socialistas, a los que acusa de realizar grabaciones ilegales. El partido aprobó un comunicado y el presidente de las Cortes, Julio de España, reiteró sus críticas a Such y Camarasa, a los que acusó de nuevo de cometer un "acto delictivo" al grabar las conversaciones. El secretario general PSPV y portavoz parlamentario, Joan Ignasi Pla, pidió por escrito a De España que "rectifique", porque con sus acusaciones "ha desviado su obligación institucional hacia el menosprecio, el insulto y a la imputación de acciones ilícitas". Y advirtió de que, si no lo hace, iniciará actuaciones "no exclusivamente parlamentarias". De España replicó que no piensa rectificar porque la actuación de Such y Camarasa ha sido "fraudulenta" e "ilegal".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de mayo de 2006