Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Editorial:

¿Filatelia o timo? "

Fíjate bien. No es un valor cualquiera. Está rodeado de sentimientos, de sensibilidad, de viejos recuerdos", recitaba la página web con la que Fórum Filatélico atraía a pequeños ahorradores con la promesa de devolverles su dinero con una fuerte ganancia en 10 o 15 años. Ayer, la policía detuvo a varios directivos y registró las sedes de esa sociedad de inversiones y las de Afinsa. Ambas se dedican a la captación de dinero para invertir en sellos o en otros bienes tangibles (obras de arte, antigüedades) de segura rentabilidad, según su propaganda. Pero la sospecha es que se trata del tradicional sistema de la pirámide, que ha servido para arruinar a millones de personas en decenas de países.

El caso más famoso fue el de Albania, hace algo más de una década. Aunque por procedimientos más sofisticados, ese mecanismo también fue, en el fondo, el mismo que hizo rodar bolas de nieve como la de Gescartera, una agencia de valores que estafó unos cien millones de euros hace pocos años. La novedad (y el atractivo) de estas inversiones filatélicas que investiga la Audiencia Nacional reside en su carácter tangible, material: al cliente se le informaba de que con su aportación se había adquirido no acciones o derechos, sino un lote de sellos, cuya custodia podía reclamar. Naturalmente, la mayoría prefería confiar esa custodia a la sociedad inversora. La investigación judicial deberá determinar si tal inversión era real, si lo era en sellos o en otros productos, y si existía provisión de fondos para hacer frente a la posible reclamación de las cantidades por parte de los clientes, que lo podían hacer en cualquier momento.

La intervención de la Audiencia Nacional, a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, es consecuencia de una denuncia presentada por la Agencia Tributaria, que apreció posibles delitos contra la Hacienda Pública de blanqueo de dinero, falsedad documental, insolvencia punible y administración desleal. Entre ambas empresas gestionaban inversiones, en general modestas, de casi 350.000 clientes. Se trata, por tanto, de un gran escándalo, resaltado por la relevancia pública de las sociedades implicadas. Fórum se fundó en 1979, tiene muchos años de supuesta tradición y ha participado en el patrocinio de un conocido equipo de baloncesto.

Pese al volumen de dinero que manejan, este tipo de sociedades depende del Instituto Nacional de Consumo, que carece de mecanismos de control equivalentes al Banco de España para las inversiones bancarias o la Comisión del Mercado de Valores para las bursátiles. Las asociaciones de consumidores llamaron ayer la atención sobre este vacío, y también sobre la ausencia de algún instrumento de protección de los inversores equivalente a los fondos de garantía de depósitos o de inversiones. Aunque sus gestores aseguraron ayer que los fondos de Fórum Filatélico están garantizados por un seguro que cubre el 85% de las aportaciones, esa ausencia de mecanismos justifica la inquietud de los cientos de miles de ahorradores modestos que se dejaron seducir por una prosa que prometía "tranquilidad, sosiego y satisfacción" para quienes confiaran en "una cultura sabia y milenaria". ¿Tan vieja como el timo de la estampita?

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de mayo de 2006