Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Investigación de un supuesto fraude

350.000 afectados por una estafa piramidal

La Audiencia Nacional ordenó ayer la intervención de dos conocidas sociedades de inversión en bienes tangibles, Afinsa y Fórum Filatélico, por una supuesta estafa piramidal, blanqueo de dinero, insolvencia punible, administración desleal, delitos contra la Hacienda pública y falsedad documental. Las dos empresas tienen 400.000 clientes en conjunto, a los que ofrecían altos intereses (entre el 12% y el 6%), utilizando como garantía lotes de sellos de valor consolidado y bienes inmuebles, en la mayoría de los casos sobrevalorados. La investigación calcula que los afectados por este caso podrían llegar a 350.000 pequeños inversores y que el supuesto desfase patrimonial supera los 3.500 millones de euros, más otros 1.750 millones de presunto fraude fiscal y estafa. La operación se ha saldado con nueve detenidos, cuatro de Fórum Filatélico y cinco de Afinsa, y 21 registros. Fuentes de la investigación indicaron que el tamaño de desfase patrimonial hace que ambas sociedades "estén en quiebra".

La policía ha ejecutado 21 registros y ha detenido a nueve personas, una de las cuales guardaba 10 millones de euros en metálico en su vivienda de La Moraleja

Los investigadores calculan en 3.500 millones de euros el desfase patrimonial acumulado por ambas sociedades y en 1.750 millones el supuesto fraude

La Audiencia Nacional interviene las empresas Afinsa y Fórum Filatélico por supuesta estafa, blanqueo de dinero, insolvencia punible y falsedad

El secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, informó de que la investigación se refiere a los ejercicios económicos que van de 1998 a 2001. Las pesquisas, emprendidas por la Agencia Tributaria a partir de las auditorías de estas empresas, concluyeron en otoño de 2003. Al apreciarse indicios de delito, los expedientes fueron remitidos al Ministerio Fiscal. Con posterioridad, el caso fue asignado a la Fiscalía Anticorrupción, que el 24 de abril presentó de oficio la querella ante la Audiencia Nacional.

A primera hora de ayer, más de 300 policías de la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera de la policía y de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana, acompañados de funcionarios del Servicio de Vigilancia Aduanera tomaban las sedes de Afinsa, en la calle de Génova de Madrid (justo pegada a la Audiencia Nacional), y Fórum Filatélico, en la calle de José Abascal. También entraban en las oficinas de dichas empresas en Vigo, Barcelona y Valladolid.

Órdenes de la Audiencia

Los agentes desalojaron a los empleados, a los que les revisaron las pertenencias que sacaban a la calle. La operación había sido desencadenada por los titulares de los juzgados centrales de Instrucción de la Audiencia Nacional números 1, Santiago Pedraz, y 5, Fernando Grande-Marlaska, y tiene su origen en una querella interpuesta el pasado 24 de abril por la Fiscalía Anticorrupción, tras una larga pesquisa de la Agencia Tributaria.

Las fuentes consultadas precisaron que las dos compañías captaban a pequeños ahorradores, a los que ofrecían "inversiones seguras con rentabilidad muy alta". La fórmula que ofrecían Afinsa y Fórum era garantizar la inversión mediante la compra de lotes de sellos filatélicos de alto valor, que quedaban depositados (con seguro) en las cámaras acorazadas de ambas compañías. Algunos de esos lotes estaban "presuntamente sobrevalorados", aunque también había estampaciones falsas, según la policía. Los investigadores afirman que la rentabilidad asegurada que garantizaban las empresas no estaba basada en los fondos filatélicos, sino en el efectivo recibido de las aportaciones de nuevos clientes.

El mercado de inversión en bienes tangibles es la única bolsa que queda al margen de los organismos de supervisión como el Banco de España o la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Esto permite, al contrario que los fondos de inversión o de pensiones, por ejemplo, que los gestores del fondo de bienes tangible y los depositarios de dichos bienes sean los mismos y, a la vez, tengan mayor facilidad para su manejo. Además, las inversiones de ahorradores en dichos bienes no están cubiertas, desde 2003, ni por el Fondo de Garantía de Depósito ni por el Fondo de Inversiones de la Administración.

Los intereses ofrecidos por dichas empresas eran de un 6% en 10 años, que los clientes podían cobrar por mensualidades o de una vez. Las partidas de sellos, una vez revalorizadas, eran vendidas en el mercado y con los beneficios de dicha venta se abonaban los intereses ofrecidos, por una inversión mínima de 360 euros trimestrales, según los afectados. Los ahorradores que ayer se agolparon ante la sede del Fórum Filatélico aseguraron que en los últimos años (la compañía tiene 26 de existencia) siempre habían cobrado los intereses pactados puntualmente.

Los investigadores aseguran que los intereses de los inversores eran pagados con los fondos depositados por los nuevos ahorradores captados, al estilo de cómo funcionó Gescartera. La alta rentabilidad llevaba a esos primeros clientes a invertir nuevas cantidades, a recomendar la empresa a su círculo de amistades e incluso a convertirse en socios-asesores de la compañía, en el caso de Fórum Filatélico, que tiene 1.000 socios-inversores. El crecimiento en el número de nuevos inversores, sumados a los antiguos a los que había que pagar, hizo crecer, igualmente, el supuesto agujero patrimonial.

La policía explicó ayer, a través de un comunicado, que la viabilidad de este negocio depende "de la reiteración de las prácticas defraudatorias, a fin de conseguir nuevas aportaciones con las que seguir abonando supuestos intereses a los inversores. Existen sospechas fundadas de que una parte sustancial de los fondos captados habrían sido detraídos, supuestamente, por los imputados".

El agujero patrimonial detectado en Afinsa se eleva a más de 1.000 millones de euros y en el Fórum Filatélico asciende a unos 2.400 millones de euros, según fuentes de la investigación, aunque hay discrepancias en las cifras. Además del delito contra la Hacienda Pública por las deudas fiscales de Afinsa y Fórum Filatélico, se investiga un posible delito de blanqueo de capitales derivado del dinero que Afinsa sacaba hacia Estados Unidos para comprar sellos, mientras que Fórum lo hacía con sociedades de Suiza y Luxemburgo. Sociedades de esos países proveían de sellos a las dos españolas, que supuestamente habrían pagado un sobreprecio.

La querella presentada adjunta un informe de Hacienda sobre Afinsa de 2004, cuando el asunto afectaba, según fuentes del caso, a 140.000 personas. Según dicho informe de la Agencia Tributaria, a finales de 2004 el déficit de Afinsa era de 1.100 millones, mientras que en 2001 era de 500 millones de euros, y en 2002, de 600 millones de euros. En 2005, según calculan los investigadores, el volumen del déficit se incrementó en aproximadamente un 20%. Los compromisos adquiridos y no pagados por Afinsa a finales de 2004 se elevaban a 1.750 millones de euros.

La operación ha llevado a la detención de cuatro directivos de Fórum Filatélico, entre ellos su presidente, Francisco Briones. Los otros arrestados de esta sociedad se corresponden con las iniciales M. A. H. S.; A. F. R. y J. M. M. La policía ha detenido a otros cinco directivos de Afinsa, entre los que está su presidente, José Antonio Cano Cuevas, y el ex presidente y actual presidente de honor, Albertino de Figueiredo. Los otros detenidos de Afinsa son Francisco Guijarro Lázaro (en el registro de su casa, según la policía, se hallaron 10 millones de euros en metálico), V. M. P. y C. D. F. L.

Los agentes registraron las sedes de Afinsa en las calles de Génova, Téllez y Núñez de Balboa, en Madrid; la sede de la Central de Compras Coleccionables, SL, en la calle de Canarias; las oficinas de Escala Group Inc y Auctentia, SL (de subastas), vinculadas a Afinsa, en el paseo de la Castellana, y la sociedad Morafila, ligada a Afinsa, en la calle de La Granja de Alcobendas, también en Madrid.

Respecto a Fórum Filatélico, se han registrados sus sedes en las calles de José Abascal, Tutor y Modesto Lafuente, en Madrid; sus delegaciones en Barcelona (avenida Diagonal), Valladolid (calle Regalado) y Vigo (calle de Montero Ríos). Los policías repasaron las oficinas de Comercio y Ventas, SL, principal accionista de Fórum, situada en la Ronda Manuela Granero de Madrid; el domicilio social de grupo Unido de Proyectos y Operaciones (calle de Maratón), el de Spring Este, SL (en la calle de Julián Camarillo), y las oficinas de Creative Investments, SL, Stamps Colectors y Atrio Collections, SL, todas vinculadas a Fórum y radicadas en la calle de Joaquín Turina, en Pozuelo de Alarcón. Además, se han registrado cinco domicilios particulares.

Información elaborada por Jorge A. Rodríguez, Juan A. Hernández, Julio Martínez Lázaro e Íñigo de Barrón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de mayo de 2006