Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Investigación de un supuesto fraude

"Hasta ahora nunca han fallado y han pagado puntualmente"

Decenas de clientes se agolparon ante la sede madrileña de Fórum Filatélico para reclamar, sin éxito, explicaciones sobre el destino de su dinero y para protestar por la falta de datos sobre la operación

La mirada fija en la puerta. Los brazos cruzados. El teléfono móvil sujeto bajo la axila. La pregunta siempre en la boca buscando una explicación. ¿Dónde está mi dinero? Cerca de 200 clientes e inversores de la empresa Fórum Filatélico se abalanzaron ayer a la sede central de esta sociedad, un coqueto edificio de cinco plantas situado en la calle de José Abascal, una de las zonas nobles de la ciudad. El edificio da imagen de solvencia. La gente acumulada en la puerta reclamando explicaciones, no. Las noticias que llegaban por la radio alertaban: estafa, delito fiscal, falta de fondos. A falta de explicaciones oficiales, los oráculos de ocasión eran los periodistas, porque nadie informado se acercaba a los concentrados.

TESTIMONIOS
Los afectados pueden enviar su queja a afectados@prisacom.com
BLOG
ELPAIS.es recibe los comentarios de los afectados

Los empleados desalojados, los asesores (inversores convertidos en socios y captadores de clientes) intentaban tranquilizarlos a todos, con relativo éxito. "Javier, tranquilo, tranquilo que tu dinero está a salvo y esto va a ser poca cosa, alguna cosa política", se esforzaba Eloísa por calmar a su propia cartera de clientes. Pero era difícil. Aunque la mayoría de los afectados consultados no tenía una gran cantidad invertida, ese dinero eran los ahorros de una vida, la herencia de la abuela, un dinerillo extra. "Es mío, y sea un duro o diez millones, es mío y lo quiero; y lo quiero ya porque no me fío de nadie ni de nada", clamaba Águeda, apretando contra su estómago su bolso, en el que podían verse recibos de Fórum.

- José Piñols Barrul. "Hasta hoy, siempre nos han pagado y nunca han fallado". Piñols Barrul era uno de las decenas de inversores de Fórum Filatélico que se habían concentrado en la sede madrileña de la sociedad, sin saber muy bien para qué. "Hasta hoy", explicaba este inversor, "nunca han fallado y siempre me han ingresado el dinero en la cuenta. Yo tengo invertidos unos tres millones de pesetas, que no sabría decir cuánto es en euros". Este inversor, dueño de una galería de arte en Miraflores de la Sierra (Madrid), aseguraba estar tranquilo. "Al principio me he llevado un gran susto pero luego he llamado a un amigo, que es directivo de aquí, y me ha dicho, 'Pepe, estate tranquilo que no pasa nada' y yo estoy tranquilo". Este ciudadano asegura que lleva 20 años confiando en Fórum Filatélico. "Esta empresa revende cada año los sellos que ha comprado y, según lo que se han revalorizado, así te ingresan en el banco el beneficio". Pese a su tranquilidad, al final Burrull confesaba: "Quizás algún millón volará".

- Armando Suárez. "Se habían restringido las compras porque no había sellos".

Este ciudadano, que se presentaba a sí mismo como auditor, aseguraba ayer que Fórum Filatélico había restringido la compra de sellos "porque ya no había más sellos de valor en el mercado". Suárez aseguraba que tenía conocimiento de que se habían presentado dos demandas contra Afinsa, pero no contra Fórum. "Pero esta empresa tiene tres veces más de capital, en sellos, edificios, obras de arte y otras inversiones que el dinero que la gente ha invertido. Yo tengo aquí mi pensión y todo mi dinero pero estoy tranquilo, porque en 10 años que llevo en Fórum jamás he tenido problemas".

- José Carlos Villena. "En cuanto abran, saco mi dinero". José Carlos había hecho recientemente una inversión de 18.000 euros a medias con un amigo. "Además, tengo un abono para mi hija, que lleva dos años, de 1.050 euros anuales". Este ciudadano no estaba dispuesto a esperar ni un minuto para recuperar su dinero. "Mire, en cuanto abran pido mi dinero por si acaso, porque todo lo demás es tontería".

- Jesús Sánchez Rodrigalba. "Yo me he hecho asesor de esta empresa porque confío". Sánchez conoce la empresa desde 1987, cuando empezó a confiar en ella sus primeros ahorros. "Yo desde luego he cobrado siempre el dinero en un máximo de 10 días. Ahora estoy metido en un abono, en un plan de abono a 15 años, y llevo cobrando de ese plan ocho o nueve años, sin problemas, siempre por transferencia y sin problemas". Para dar solvencia ante los clientes que le preguntaban a la puerta de la sede de Fórum, en la calle de José Abascal, Jesús Sánchez afirmaba: "Mire este edificio, hay solvencia, porque tenga en cuenta que el 90% de lo que gana esta empresa se reinvierte en la propia empresa".

- Juan Rodríguez. "Tengo los ahorros de tres años de trabajo". Juan Rodríguez está especialmente nervioso. "Me siento como en las películas esas de la crisis de 1929, o como un argentino a la puerta del banco cuando lo del corralito", bromea. "Sí que hago bromas pero por no llorar, porque aquí tengo los ahorros de tres años de trabajo, lo que tenía para... Para lo que yo quisiera. Mira que un amigo me decía, 'sácalo y mételo en ING', y yo le decía 'que va, si esto es más seguro y te da más dinero'. Y mira ahora. Que mi mujer no sé si se ha enterado todavía y a ver cómo se lo explico".

- Ana María Gómez Bollo. "Yo tengo una cartera de 300 clientes". La mujer no parecía nerviosa, e intentaba tranquilizar a los clientes que se abordaban a la policía para intentar entrar el Fórum Filatélico. "Yo tengo una cartera con 300 clientes y desde luego no han tenido problemas con esta inversión. Esta empresa lleva 26 años, patrocina regatas, equipos de deportes, esta es una empresa seria y tiene patrimonio para responder".

- Roberto Díez. "Tengo 30 millones ahí dentro". Se refiere a millones de pesetas. Roberto, con traje ejecutivo, recorría la calle de arriba abajo, pegado a su teléfono móvil e intentando saber algo más de lo que ocurría. "Cómo no voy a estar nervioso. Tengo 30 millones de pesetas ahí metidos y nadie me da explicación alguna de qué pasa, ni la policía ni nadie. Me siento indefenso y, la verdad, no sé que hacer ni adónde acudir".

- Fermín. "Cada vez nos pagaban menos". Fermín había llegado corriendo a interesarse por su dinero. "Lo he oído por la radio, sin que dieran ninguna explicación, y me he venido para acá corriendo". Fermín hablaba con algunos empleados de Fórum Filatélico que trataban de tranquilizarlo. "Hasta ahora no han fallado, pero en los últimos meses estaban pagando menos de lo que nos habían ofrecido. Yo había pagado un bloque de sellos a 10 años que luego iba cobrando al mes. Al principio me pagaban 100 euros, que era lo pactado, pero ahora me dan sólo 70 euros y me dicen que me van dando menos. Lo que tengo ahí son mis ahorros y los de mi mujer".

- José Luis. "Yo tengo dinero en los dos sitios, por diversificar riesgos".

Llegó en su moto con la cara desencajada. "¿Pero es verdad lo que dicen? No, por favor, que yo tengo dinero en las dos, en Afinsa y Fórum Filatélico". José Luis tenía inicialmente todo su dinero en Fórum, pero por consejo de un amigo decidió "diversificar riesgos". "Saqué a principios de año parte del dinero para invertirlo en otra sociedad, para que si pasaba algo siempre me quedara algún dinero. Y me metí en Afinsa, porque, además, está cerca de mi trabajo. Y fíjate. He llamado a mi banco y me ha dicho que lo único que puedo es cancelar las órdenes de transferencia, porque encima les mandaba 100 euros al mes".

- Julen Vera. "Nos dijeron que recibiríamos intereses eternamente".

Julen Vera cree que quizá acabe de perder cuatro millones y medio de pesetas. Es la cantidad que su padre, enfermo de embolia, invirtió durante 15 años en el Fórum Filatélico y que pensaba dejarles a Julen y su hermana cuando muriese. "A mi padre siempre le han gustado estas cosas, los sellos, las monedas... Un amigo suyo se lo vendió como algo estupendo a principios de los 90 y dijo que sí". La familia Vera había contratado dos planes con el Fórum Filatélico, uno a quince años y otro a diez por los que ingresaba cada mes 90,15 euros en uno, y cada dos meses, 180,30 euros en el otro. Cumplidos los plazos del plan, el asesor les informó de que podían retirar el dinero invertido o empezar a recibir una cierta cantidad de intereses cada mes. "Nos dijeron que podríamos recibir intereses eternamente, que quedaría para mis hijos y los de mi hermana". Asegura Julen. Su padre no sabe nada. "He preferido no contárselo todavía. La verdad es que todo esto me ha pillado un poco por sorpresa. Ayer estuve llamando al asesor del Fórum todo el día, pero no cogía el teléfono".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de mayo de 2006