Cartas al director
i

La vieja y maltratada lengua asturiana

En los últimos meses se discute mucho sobre los nuevos Estatutos de autonomía, la manera de ponerlos al día o la forma de equilibrar unos y otros. Pero también ocurre algo de lo que no se habla y que obliga a reflexionar acerca de si la transición democrática está culminada o todavía persisten lugares en los que parece no haber comenzado.

En Asturias, y mencionando únicamente hechos muy recientes, están sucediendo cosas inconcebibles. Los parlamentarios asturianos del PSOE defienden y votan en Madrid las bondades de la convivencia y pluralidad lingüística para a continuación volver a Asturias con una actitud activa en contra de la vieja y maltratada lengua asturiana. A eso hay que sumar que organismos del Principado como el RIDEA (Real Instituto de Estudios Asturianos) prohíba que una conferencia se lea en asturiano, o que la policía retire pacíficas pancartas en campos de fútbol porque solicitan una TV pública asturiana en asturiano, o que los políticos socialistas se nieguen a recibir y dialogar con el Conceyu Abiertu pola Oficialidá en el que están representados más de 150 colectivos sociales.

Los representantes políticos asturianos quieren mantener la apariencia pública con unas Oficinas de la Llingua fantasmas mientras ponen todas las trabas posibles y muestran una antidemocrática falta de voluntad de diálogo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 08 de mayo de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50