Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA

No sólo cuestión de árboles

Estoy a punto de escribir un artículo sobre este asunto, que no saldrá hasta dentro de dos semanas, en El País Semanal.

Pero vaya por delante que la proyectada reforma del eje Recoletos-Prado no es sólo una cuestión de árboles, con ser ésta importante. Algo que no puede hacerse es cambiar la fisonomía de las ciudades sin más ni más, ni siquiera si fuera, supuestamente, para mejor. Hay elementos que deben ser invariables: los jardines del Luxembourg en París, Trafalgar Square en Londres o la frondosidad del paseo del Prado y Recoletos.

Además de eso, me parece alucinante la grosería con que las autoridades, la oposición y los arquitectos están tratando a una mujer que no es "una baronesa". Lo es sólo por accidente, y lo que es, en todo caso, es alguien a quien se le debería tener un enorme agradecimiento y un profundo respeto. Que los interesados en ese proyecto lo hayan perdido tan fácil e histéricamente ya dice mucho sobre su excesivo y sospechoso interés en sacarlo adelante.

MÁS INFORMACIÓN

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de mayo de 2006