Liberados en Irak dos alemanes tras un secuestro de más de tres meses

Los ingenieros alemanes René Bräunlich, de 32 años, y Thomas Nitzschke, de 28, quedaron en libertad ayer en Irak, tras más de tres meses de cautiverio. Los secuestrados se encontraban ayer en buen estado de salud en la embajada de Alemania en Bagdad.

Un grupo armado de dudosa identidad capturó a los dos ingenieros el pasado 24 de enero en la ciudad de Baidschi, 200 kilómetros al noroeste de Bagdad.

En varios mensajes, los secuestradores amenazaron con asesinar a los rehenes si Alemania no rompía todas las relaciones con el Gobierno de Irak. En Berlín se supone que se pagó rescate por los rehenes, pero el Gobierno alemán jamás confirmará esta información para evitar un auge de la llamada industria del secuestro.

Más información

El ministro de Asuntos Exteriores alemán, el socialdemócrata Frank Steinmeier, que se encuentra de viaje por América Latina, interrumpió una conferencia de prensa en Santiago de Chile para anunciar la liberación de los rehenes. Steinmeier declaró que los secuestrados habían pasado el cautiverio "en condiciones indignas para el ser humano", y añadió: "Tras semanas de temor y de tortura, de incertidumbre y de miedo, el secuestro ha llegado al buen final que todos esperábamos con ansiedad".

El de los ingenieros es el segundo caso de secuestro de ciudadanos alemanes en Irak. El pasado 25 de noviembre fue secuestrada la arqueóloga de 43 años Susanne Osthoff con su chófer iraquí. Después de tres semanas de cautiverio quedaron en libertad en circunstancias poco claras. Los dos ingenieros liberados ayer trabajaban para una empresa de Leipzig en la instalación de una refinería de petróleo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 02 de mayo de 2006.

Lo más visto en...

Top 50