Hacia otras formas de atender el cáncer

El nuevo modelo organizativo del ICO aumenta la supervivencia y acorta los tiempos de espera

Reducir el tiempo de espera entre la sospecha de cáncer y la confirmación del diagnóstico; designar un médico responsable de cada paciente, que le acompañe durante el proceso, y organizar la asistencia de modo que el hospital de referencia y los otros centros de su área compartan especialistas, protocolos y guías clínicas. Estos son algunos rasgos del nuevo modelo de atención al paciente oncológico puesto en marcha por el Instituto Catalán de Oncología (ICO), que agrupa a cuatro grandes hospitales catalanes: Duran y Reynals, enclavado en la ciudad sanitaria de Bellvitge; Germans Trias y Pujol, de Badalona, y Josep Trueta, de Girona, que a su vez actúan como centros de referencia de una red de hospitales comarcales con los que trabajan coordinadamente.

En cáncer de mama y colon, entre la primera visita y el diagnóstico transcurren cinco días

Más información

Los hospitales del ICO, cuyo director general es Josep Maria Borràs, atienden al 40% de los enfermos oncológicos de Cataluña. El nuevo modelo organizativo ha permitido aplicar planes específicos para cada tipo de tumor y reducir los tiempos de espera, que es lo que más angustia a los enfermos de cáncer. Matilde Navarro, del Servicio de Oncología Médica, explica que en cáncer de mama, entre la petición de primera visita y el diagnóstico transcurren 5 días; entre éste y la cirugía, 26; entre la cirugía y el inicio de la quimioterapia, 19, y entre la cirugía y la radioterapia, 70 días. En cáncer de colon, la aplicación del plan ha permitido reducir el tiempo entre la visita de sospecha y el diagnóstico de 20 a sólo 5 días y de la primera visita hasta el inicio del tratamiento, de 38 a 25 días.

Este modelo de atención es el que ha permitido al ICO presentar en el congreso científico sobre La oncología interdisciplinar, celebrado en Sitges con motivo de su décimo aniversario, unos índices de supervivencia en algunos tumores superiores a los de los registros europeo y norteamericano. En concreto, en cáncer de mama, leucemia linfática crónica y mieloma múltiple, los índices de supervivencia a tres y cinco años son superiores a los de los registros internacionales SEER (norteamericano) y Eurocare (europeo). El hospital Duran y Reynals tiene la mayor supervivencia a los cinco años en cáncer de mama: 94,5% frente al 88,2% del SEER y el 77% del Eurocare. El hospital de Girona tiene una supervivencia en leucemia linfática crónica del 99,4% frente al 74,2% del SEER y el 67% del Eurocare. Y el hospital Duran y Reynals tiene la mayor supervivencia en mieloma múltiple: 46,4% frente al 32,4% del registro norteamericano y el 33% del europeo. Estos datos llevaron a Navarro a afirmar:"No es necesario acudir a las clínicas privadas a las que van las élites del país porque en la red pública tenemos los mejores resultados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 01 de mayo de 2006.

Se adhiere a los criterios de