Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Cabildo intenta frenar la subasta de Christie's

La Iglesia confirma que las vigas de la Mezquita de Córdoba que saldrán a la venta son auténticas

El Cabildo catedralicio, la institución religiosa responsable de la Mezquita de Córdoba, intenta paralizar la subasta de las cinco vigas del siglo X procedentes del artesonado de este monumento. Dos canónigos se reunieron ayer en Londres con los responsables de Christie's para tratar de frenar la venta, prevista para el próximo martes. El Cabildo anunció que hoy presentará "seguramente" una solicitud en los tribunales ingleses para que se paralice la subasta. Los canónigos también constataron ayer la autenticidad de las piezas. Mientras tanto, la casa londinense continúa con los preparativos y ayer abrió al público la exposición en la que se muestran las 199 obras que se subastarán el mismo día que las vigas.

La casa de subastas se ha basado, entre otros estudios, en los de Nieto Cumplido"

Hay dudas sobre su procedencia", afirma el canónigo Fernando Cruz-Conde

Dos miembros del Cabildo catedralicio de Córdoba, la entidad responsable de la mezquita (convertida en templo cristiano en el siglo XIII), viajaron ayer a Londres para tratar de buscar la fórmula para frenar la subasta de las cinco vigas. Los sacerdotes Fernando Cruz-Conde, abogado, y Manuel Nieto Cumplido, historiador, se reunieron por la tarde con los responsables de la casa de subastas y con sus abogados. Al cierre de esta edición la reunión no había terminado. Cruz-Conde explicó al llegar a la capital que el objetivo que persiguen es paralizar la subasta. Según informó este sacerdote, es muy complicado que Christie's acepte parar la venta. Por tanto, el Cabildo presentará hoy "seguramente" ante la Justicia británica "una solicitud para que se paralice la subasta". "Hay dudas sobre su procedencia", insistió Cruz-Conde.

Una de las claves para frenar la venta sería demostrar que las piezas salieron de España cuando existía ya una legislación que lo impedía, como por ejemplo la Ley de Protección del Patrimonio Histórico de 1983, por la que se prohíbe exportar obras de arte con más de un siglo de antigüedad sin un permiso especial.

Christie's sostiene que, según lo que han podido deducir de los estudios y la documentación de las piezas, las cinco vigas salieron de España "en el último cuarto del siglo XIX o en el primero del XX". Sin embargo, Cruz-Conde aseguró ayer que este aspecto no está claro.

Christie's también utiliza como argumento unas declaraciones realizadas por Juan Moreno, presidente del Cabildo catedralicio, quien afirmó a principios de marzo que existe un "pequeño comentario" en los archivos catedralicios en el que se indica que "a lo mejor en aquel momento pudo haber alguna desviación". Cruz-Conde sostuvo ayer que aquel apunte, realizado por Samuel de los Santos a finales del siglo XIX, no se refería a vigas completas sino a trozos de madera más pequeños. Por tanto, el Cabildo descarta que el "comentario" de los archivos aludiera a las piezas que pretende vender la casa londinense.

Con Cruz-Conde viajó ayer también a Londres Manuel Nieto Cumplido, canónigo y archivero de la Mezquita de Córdoba. Está considerado como uno de los mayores expertos en la historia de este templo y Christie's ha utilizado para autentificar y datar las vigas que pretende vender dos de sus publicaciones: La Mezquita de Córdoba. Planos y dibujos (1992) y La Catedral de Córdoba (1998). Según explicó ayer Cruz-Conde, tras estudiar las piezas y la documentación aportadas no existen dudas sobre la autenticidad de las vigas.

Otra de las fuentes que utiliza Christie's para situar el origen de las maderas es la obra Arte musulmán. La techumbre de la Gran Mezquita de Córdoba. Data de 1928 y su autor fue el arquitecto Félix Hernández Jiménez. En ella, según la casa londinense, se realiza el primer inventario de las vigas que se habían retirado de la techumbre de la mezquita perteneciente a la ampliación de Alhakén II, en el siglo X. Según Christie's, en este inventario ya no aparecen las cinco piezas que pretenden vender el próximo martes.

Mientras, Christie's continúa con los preparativos para la subasta del martes, con 204 piezas agrupadas bajo el título Arte de los mundos islámico e indio. Cruz-Conde no aclaró ayer si, en caso de que no se consiga paralizar la subasta, el Cabildo pujará. El Ministerio de Cultura tampoco quiso adelantar si se presentará o no a la subasta para que no se incremente el precio final. Fuentes ministeriales explicaron ayer que continúan las investigaciones para aclarar el origen y la forma en la que salieron las piezas de España. Por un lado, explicaron, la Brigada de Patrimonio del Cuerpo Nacional de Policía continúa con sus pesquisas. Por otro, Cultura sigue en conversaciones con Christie's. "Sin comentarios", fue la respuesta que dio ayer una portavoz de la casa al ser preguntada por si estas conversaciones con el Gobierno español han dado algún resultado. De hecho, Christie's sostuvo el miércoles que la subasta se llevará a cabo pese a las peticiones para que se paralice que han realizado las instituciones españolas.

Al menos nueve vigas de la Mezquita de Córdoba han acabado en el mercado. Además de las cinco que Christie's quiere subastar, otra más fue vendida por Sotheby's en octubre de 2004 por 87.000 euros. A éstas se le añade otra que la casa madrileña Alcalá intentó vender en diciembre de 2005, pero no se encontró comprador en la sala. El propietario de estas piezas, un profesor de la Universidad de Córdoba, tiene otras dos más que también quiso vender. Incluso, las intentó sacar del país, pero el Ministerio de Cultura las declaró inexportables.

Un inmenso bazar

En el 8 de King Street, en el barrio londinense de St. Jame's, estaban ayer las vigas de la discordia expuestas a curiosos y expertos, aunque no a periodistas gráficos, por lo que sólo se pueden publicar de momento las imágenes que ha distribuido la casa de subastas. Las maderas están colocadas a casi tres metros de altura sobre dos soportes, como si fueran una pérgola. A su alrededor se muestran también las alfombras persas que se venderán el 6 de abril, dos días después de la subasta de las vigas.

Las piezas estrella de la subasta del martes serán las maderas de la mezquita, de unos seis metros de largo cada unidad. El valor de cada una oscila entre 148.000 y 445.000 euros. El precio varía en función del estado de conservación, de la talla y del policromado. Dos de las piezas conservan, según Christie's, la pigmentación original. Sin embargo, el precio de salida de la subasta no se conocerá hasta que arranque la puja.

Ese día se intentarán vender 199 objetos más. Éstos también estaban expuestos al público ayer, aunque en otra sala diferente de la casa londinense.

Estaba previsto que se abriera la exposición a las nueve de la mañana. Y así fue, aunque con una decena de operarios de Christie's terminando de instalar las obras a toda prisa. Había jarrones, vasijas, pinturas, fuentes de porcelana, alhajas, manuscritos y libros, azulejos, versículos del Corán tallados en maderas, espejos, cajas, baúles... Casi un bazar en el que está permitido ver e incluso tocar. La diferencia fundamental con un bazar es el precio. Por ejemplo, una taza de cristal rota, aunque recompuesta, fechada en el siglo IX, cuesta entre 7.400 y 10.000 euros.

Unos minutos antes de las nueve de la mañana, en la recepción de Christie's, Richard se miraba el reloj. Este profesor universitario, con el catálogo de la subasta bajo el brazo, se había acercado hasta King Street. Su objetivo era un pequeño Corán iraní del siglo XVI. ¿Pujará el martes? "No lo sé todavía... Sólo soy un coleccionista privado". El precio de este libro religioso decorado oscila entre 8.800 y 12.000 euros. "En las subastas suelen participar coleccionistas privados, instituciones, profesionales, galerías... Es imposible saber quién puede venir a la del martes", explicó ayer una portavoz de Christie's.

Para poder participar en la puja es necesario inscribirse previamente. La política férrea de confidencialidad hace imposible saber el nombre de las personas e instituciones que asistirán a la venta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de marzo de 2006

Más información