Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Instituto de Biomedicina de Sevilla arranca con el afán de conectar investigación y clínica

El centro, que dirigirá José López Barneo, ha sido impulsado por tres instituciones

El Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBIS), impulsado por tres instituciones (Universidad Hispalense, Junta de Andalucía y Consejo Superior de Investigaciones Científicas), echó a andar ayer con la firma de un convenio, que se traducirá en una inversión de 14,1 millones de euros para su creación y dotación. El catedrático José López Barneo, que dirigirá este centro, destacó la importancia de su ubicación en el hospital Virgen del Rocío para facilitar la conexión entre la investigación básica y la práctica clínica. El IBIS acogerá 20 grupos de investigación.

El investigador José López Barneo considera que es "relativamente fácil" instalar un centro de investigación en un hospital, pero que resulta "casi imposible" llevar un hospital a un centro de investigación "para que la investigación fundamental en células y moléculas se dé la mano, de manera real y sin demagogias, con la práctica clínica", informa Efe. Su defensa de esta cercanía facilitará "la transferencia inmediata de los resultados obtenidos" de la investigación básica a la práctica clínica, uno de los objetivos del IBIS, donde se integrará el actual Laboratorio de Investigaciones Biomédicas y de Terapia Celular y Medicina Regenerativa, que dirige López Barneo.

La actividad del IBIS, que ocupará 7.000 metros cuadrados en el campus del hospital Virgen del Rocío, se centrará en las neurociencias -el campo en el que trabaja López Barneo-, las patologías infecciosas y del sistema inmunitario, las enfermedades cardiovasculares y respiratorias, la genética humana, el cáncer y la patología molecular.

En su construcción y equipamiento se invertirán 14,1 millones de euros, que aportarán la Junta de Andalucía (Consejerías de Salud e Innovación, Ciencia y Empresa), el Consejo de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Hispalense.

Tras la firma del convenio, el presidente andaluz Manuel Chaves la regulación mediante ley de la transferencia nuclear porque ayudará a que los investigadores puedan realizar su trabajo "sin cortapisas" y a "erradicar falsos mitos" sobre estas investigaciones. Chaves apostó por "potenciar" la investigación biomédica en España y hacerla "más competitiva". Además, destacó que la inversión en I+D+I ha crecido un 32% este año en Andalucía.

El presidente del CSIC, Carlos Martínez Alonso, señaló que en los últimos 25 años la investigación biomédica es la ciencia que "más ha avanzado". Martínez recordó que "en momentos más difíciles" Andalucía apostó "por formas de medicina para el futuro".

Por su parte, el rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Florencio, se refirió a la necesidad de estrechar los lazos entre los hospitales y las universidades para incentivar la investigación. Florencio elogió la labor de López Barneo, catedrático de Fisiología de la Universidad de Sevilla, por su apuesta "personal" para avanzar hacia un "modelo de investigación traslacional". Las obras del IBIS comenzarán en verano y, según las previsiones de la Consejería de Salud, concluirán en dos años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de marzo de 2006