Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irún inicia los trámites para rescindir los contratos a las empresas de limpieza

El Ayuntamiento de Irún inició ayer los trámites para rescindir los contratos con las empresas Eulen, Clece y Valoriza, encargadas de la limpieza de edificios municipales, "ante la situación creada en varios servicios públicos tras dos meses de huelga" de 58 de sus empleadas. Su propósito es asumir desde ahora el servicio a través de una Oferta Pública de Empleo. A la espera de que se munipalice, el consistorio contratará a 15 trabajadores que ha solicitado al Inem.

Los sindicatos ELA, LAB y ESK han anunciado que acudirán a la vía judicial en el momento en que se produzca la primera de esas contrataciones por "incumplimiento de la ley de función pública". "Tienen que crear una bolsa de trabajo", indicaron sus representantes.

El Ayuntamiento explicó en un comunicado que durante estos dos meses "ha confiado en la buena fe de las empresas para poner una solución al conflicto". A renglón seguido, añade que "en ningún caso" puede permitir que el problema "se mantenga indefinidamente, poniendo en riesgo la prestación de servicios, sobre todo de centros como los colegios de Primaria [donde hay más de 50 escolares con problemas de asma y alergias] o la residencia de ancianos".

El informe jurídico sobre el que se sustenta la decisión alude a una sentencia del Tribunal Superior vasco, ratificada por el Supremo, que dice: "Los sujetos directamente concernidos en el derecho a la huelga son los trabajadores y la empresa (...), pero los clientes o público en general que goza o se sirve de las prestaciones de la empresa, están completamente desvinculados del derecho de huelga y, por ello, tienen absoluta libertad para buscar los servicios que la empresa en huelga les suministraba en otras empresas o por los medios que estimen convenientes". Esta resolución, según los sindicatos, se refiere a hechos que no se ajustan a lo que ocurre en Irún.

El consistorio comunicó el lunes a las tres firmas que pretendía rescindir los contratos si no tomaban medidas para acabar con la "huelga ilegal". Comenzó los trámites ayer, con lo que muchas de las trabajadoras que luchaban por su equiparación salarial con las funcionarias se quedarán en la calle. "No podremos recolocarlas a todas. Habrá despidos. Ellas son más conscientes que nadie", confirmó el director provincial de Eulen, Antonio Rufo.

Por la mañana ya les había advertido: o regresaban a trabajar o se quedaban sin empleo. Las huelguistas, que se concentrarán hoy en Irún, han anunciado que su respuesta será "contundente" y proporcional a una decisión del "calibre" de la del Ayuntamiento. Por el momento, han pedido a los ciudadanos que participen en una manifestación de protesta el próximo miércoles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de marzo de 2006