Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De Atapuerca a la transición en un solo curso preuniversitario

La Historia de España es una asignatura obligatoria para todos los alumnos de 2º de bachillerato, un extenuante temario que abarca desde Atapuerca hasta Tejero y que hay que ver en clase por completo porque cualquier lección puede salir en el examen de Selectividad. Los profesores se quejan de que no pueden profundizar en ningún capítulo porque entonces no les daría tiempo a acabar el libro. "Lo ves todo como una película que pasa rápido: ves la película, pero no te enteras", lamenta Patricio de Blas, profesor de Historia y vicepresidente del Consejo Escolar del Estado.

La entrada de los golpistas al Congreso de los Diputados ocupa un capítulo en el desarrollo de la transición española, entre media página y página y media en el mejor de los casos, donde se resume lo ocurrido aquellas horas. En algunos manuales este capítulo tiene título propio y en otros se reduce a unos párrafos donde se relata el deterioro político del Gobierno de la UCD. "No es más que una cuestión de espacio. Y, después de todo, es de los episodios mejor tratados de la transición porque suele salir siempre con su foto propia, la de Tejero o la de las manifestaciones que se produjeron después. Toda la transición se resuelve en 20 páginas, más o menos, y si el golpe se lleva una página, puede decirse que sale bien parado", explica la directora ejecutiva de Geografía e Historia de la Editorial Santillana, Teresa Grence, quien lamenta la "locura" de concentrar en un volumen toda la historia de España. En la mayoría de los libros de texto aparece destacado el discurso del Rey y algunos incluyen documentos para trabajar sobre este asunto.

Sentido común

Pero los profesores no tienen mucho tiempo. "La Selectividad condiciona, pero nos centramos más en la parte contemporánea. A pesar de todo es muy complicado porque sólo tenemos tres horas semanales para una asignatura que se ha tratado de forma ligera en la ESO", explica Adela Tarifa, profesora de Historia en el instituto San Juan de la Cruz, de Úbeda (Jaén).

Tarifa es, además, autora de alguno de estos libros de texto. Cree que el tratamiento del 23-F requiere "sentido común", con independencia del espacio que se le dedique en un libro de texto. "El 23-F es un tema relevante en la historia de España. Hay un antes y un después, se trata del valor de la democracia, que ese día se conquistó de nuevo y sin derramar sangre, algo a lo que no nos tiene muy acostumbrados la historia. Todos salimos ganando. Hay que explicar eso a los alumnos y los profesores de Historia pueden y deben hacerlo porque están muy bien formados", continúa. Opina que se debería dedicar un día para el 23-F en los colegios. "Es la victoria de la democracia y eso hay que trabajarlo con detenimiento", añade esta profesora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de febrero de 2006