Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero es optimista sobre Euskadi porque "estamos en el principio del final de ETA"

El presidente afirma en una entrevista en Cuatro que "el Estatuto catalán puede ser para siempre"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró ayer que "estamos en el principio del fin de ETA", tras afirmar que dispone de "alguna información" y constatar que ETA lleva más de dos años sin matar y que en Euskadi, y en amplios sectores de la izquierda abertzale, existe "más ansia de paz que nunca". En una entrevista concedida a Iñaki Gabilondo en la cadena de televisión Cuatro, Zapatero recordó que la reforma del Estatuto de Cataluña no sólo no amenaza la unidad de España sino que la refuerza, e incluso vaticinó que esta reforma "puede ser para siempre".

José Luis Rodríguez Zapatero reiteró su apuesta por la paz en Euskadi como uno de los principales objetivos de su mandato, y consideró "positivo" alimentar la esperanza. Dijo también que la ilegalizada Batasuna "debe saber que para volver a la ley hay que respetar la ley, dejar atrás la violencia y decir nunca más a la violencia".

El periodista Iñaki Gabilondo comenzó la entrevista planteando al presidente del Gobierno una cuestión relacionada con la intención del PP de salir a la calle para recoger firmas a favor de un referéndum sobre el Estatuto catalán. El presidente respondió: "Es evidente que somos una nación, así lo establece la Constitución, que se caracteriza por la igualdad de derechos y por algo más, que es el respeto y reconocimiento a la diversidad de comunidades, regiones y nacionalidades". Éstas son otras de las respuestas que dio el presidente:

- Iniciativa de Rajoy. "No hay que firmar lo que es obvio", dijo Zapatero, quien calificó la iniciativa del líder del PP, Mariano Rajoy, de "poca sustancia" y de suponer "una huida hacia delante". Calificó el debate que ha lanzado el PP de "mucho de exageración, poco de realismo y nada de posición constructiva".

- Unidad de España. "No está en peligro. Es el momento de mayor unidad. Lo que une es la democracia. Todos los periodos que hemos tenido de unitarismo y uniformidad no eran reales. Discutir si las competencias del Estado pueden invadir ámbitos de las comunidades, si el modelo de financiación puede ser de una u otra manera, es lo propio de Estados profundamente descentralizados. El PP traslada a la gente un discurso del miedo y quien lo hace es que tiene poca confianza en España y en los españoles".

- El debate de 1979. Sobre la inclusión del término "nación" en el preámbulo del nuevo Estatuto catalán señaló que en 1979 cuando se debatió el primer Estatuto, hubo diputados de Alianza Popular que dijeron que Cataluña había sido denominada nación muchas veces, y el socialista Alfonso Guerra habló de nación de naciones. Dijo, asimismo, que en aquel instante, el debate fue natural, de conceptos. Reconoció que "hay un fuerte sentimiento de identidad de Cataluña, pero constitucionalmente y jurídicamente con el artículo 2, en España hay nacionalidades y regiones". "Países tan fuertes como Estados Unidos, en la Constitución no utilizan el término nación. Son conceptos que no se deben cargar en el debate partidario".

- Concepto de nación. "La nación se reserva al conjunto, España, que es una historia compartida y un proyecto colectivo", señaló Zapatero, preguntado si considera que España es una nación de naciones. "Nuestra Constitución y modelo territorial reserva un amplio espacio constitucional a las comunidades autónomas. Ésa es la filosofía y el consenso constitucional. Y cuando un Parlamento como el catalán tramita un Estatuto con el 90% de apoyo, las Cortes tienen que escuchar, dialogar y negociar para alcanzar un acuerdo".

- Blindaje de competencias. La Constitución y los estatutos de autonomía fijan las competencias, pero es el Tribunal Constitucional quien tiene la llave última. El Estatuto de Cataluña ha establecido más garantías para que puedan ejercerse, aunque al final será el Tribunal Constitucional quien lo defina.

- ERC. Respecto al rechazo de Esquerra Republicana de Cataluña al acuerdo con CiU, Zapatero declaró: "Espero que se incorpore Esquerra porque ha sido una parte importante en la elaboración del Estatuto". El presidente agradeció el comportamiento de CiU. "Todas las fuerzas políticas de Cataluña son importantes para el concurso en torno al Estatuto", avisó. "El Estatuto no es un problema de las siglas de uno u otro partido, ni con las próximas elecciones, ni con el Gobierno actual de Cataluña, ni siquiera con el Gobierno que hay ahora en España".

- Maragall. Sobre el presidente de la Generalitat de Cataluña, el socialista Pasqual Maragall, eludió responder si seguirá siendo el candidato socialista en la siguiente legislatura y se limitó a decir que se está hablando del Estatuto para varias décadas, y que cuando se hace una tarea de esta envergadura, no hay que pensar "ni en siglas, ni en las urnas ni en los candidatos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de enero de 2006