Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Grass y Magris hablan sobre la verdad en los medios

La Fundación Príncipe de Asturias quiere juntar para que hablen entre ellos a algunos de los que ha galardonado en los 25 años de sus premios, que se cumplen ahora, y buscó al italiano Claudio Magris, que ganó el Príncipe de Asturias de las Letras en 2004, para que buscara un asunto y un interlocutor. El autor de El Danubio sugirió que se hablara de la verdad en los medios y expresó su deseo de debatir el asunto con su colega alemán Günter Grass, que ganó el mismo premio cuatro años antes, precisamente el año de su Nobel. Ayer los dos se juntaron en Oviedo, y dialogaron anoche en una capilla, ante cerca de setecientas personas, unos les oyeron en directo y otros lo hicieron gracias a un circuito cerrado de televisión.

Grass y Magris fueron acompañados por los periodistas Ivan Nagel, húngaro que vive en Alemania; Massimo Nava, corresponsal de Il Corriere della Sera en París, y Ángeles Espinosa, periodista de EL PAÍS, que actuó como moderadora. Los tres tienen que ver con el asunto que debía predominar en la conversación: la mentira en la que se sustentó la invasión, y la ulterior guerra, de Irak. Tanto Nagel como Nava han escrito libros recientes sobre el asunto, y Espinosa ha vivido en directo el conflicto, sobre el que ha escrito un libro y del informa en este periódico.

En la preparación de la mesa redonda los cinco se pusieron de acuerdo en los sinónimos que se usan hoy para ocultar que en Irak, y en otros lugares, hay una guerra; esa manipulación está orientada por los grandes poderes, los periodistas la aceptan, y la profesión que ejercen está sufriendo los mismos riesgos de credibilidad que padecen los gobiernos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de enero de 2006