COYUNTURA AGRARIA

El Gobierno lanzará otro plan de abandono del sector lácteo

El mercado libre de compraventa no se abrirá de momento, pero no se descarta en el futuro

El Gobierno pondrá en marcha este año un nuevo plan de abandono en el sector de la leche de vaca para seguir avanzando en el proceso de reestructuración de explotaciones. El mercado de compraventa de cuotas entre ganaderos, eliminado hace un año, no se abrirá de momento, aunque desde el Ministerio de Agricultura no descartan que se pudiera hacer en el futuro ante las peticiones de diferentes organizaciones ganaderas y del Partido Popular.

La falta de un mercado de compraventa de cuotas lácteas ha creado un problema. El Gobierno tiene que buscar una solución para los ganaderos que ya han superado su cuota de producción láctea este año. El Ministerio de Agricultura plantea abrir la posibilidad de concesiones de cuotas para poder seguir produciendo sin incurrir en penalizaciones.

Según fuentes oficiales, en el desarrollo de ese nuevo plan tendrán unas mayores competencias las comunidades autónomas. Se quiere evitar que haya importantes trasvases de cuotas entre regiones, como sucedió este año cuando Galicia recibió 177.000 de las 289.000 toneladas de cuota reasignadas, mientras que algunos ganaderos de otras zonas lograron las cantidades solicitadas.

Con una cuota de solamente 6,1 millones de toneladas y una capacidad de producción muy superior para atender la demanda, los precios de la cuota han experimentado en los últimos años un crecimiento espectacular hasta llegar a 0,80 euros por litro pagado, tanto por pequeñas como por las grandes explotaciones. Para la Administración, esa presión sobre los precios de las cuotas estaba provocada por las grandes explotaciones que se quedaban con los derechos de producción en detrimento de los pequeños.

Para tratar de ordenar esa situación, Agricultura, de la mano del anterior secretario general, Fernando Moraleda, puso en marcha un plan de abandono sin límites de compra con precios de adquisición que oscilaban entre los 0,50 euros y los 0,70 euros por kilo según la edad de los ganaderos. La apertura de este plan supuso el cierre del mercado de compraventa de cuotas entre ganaderos en el mercado libre.

Con la aplicación de ese plan, Agricultura adquirió la primavera pasada 269.000 toneladas de leche con cuota para reasignar posteriormente. Esa cantidad, junto con leche que había en la reserva nacional -289.000 toneladas-, fue repartida dando prioridad a las explotaciones con cuota hasta 177.000 kilos, a los jóvenes ganaderos y a las explotaciones ubicadas en zonas desfavorecidas.

Este proceso de reasignación de cuotas a precios bajos levantó importantes críticas en una parte del sector productor de la leche de vaca, en gran parte porque buena parte de ellas correspondieron a ganaderos gallegos. La Administración justifica ese reparto en cuanto las peticiones más importantes han procedido de esa comunidad autónoma. Por su parte, desde organizaciones ganaderas y de otras comunidades autónomas se acusa al Gobierno de haber hecho un reparto basado más en criterios políticos -coincidiendo con las últimas elecciones gallegas- que técnicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 15 de enero de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50