_
_
_
_

Confiesa su culpa uno de los asesinos de la monja de la Amazonia

Uno de los cinco hombres acusados de haber asesinado a la monja estadounidense Dorothy Stang en la Amazonia brasileña en febrero pasado confesó ayer su responsabilidad en el crimen durante el primer día de juicio. Rayfran das Neves Sales, que ya había confesado la autoría del asesinato ante la policía, reafirmó ayer, ante el juez del Primer Tribunal de la ciudad de Belem y ante los siete miembros del jurado, su responsabilidad en la muerte de la religiosa, que se destacó por defender a los campesinos sin tierra en Brasil.

Sin embargo, Das Neves Sales negó que el crimen hubiese sido encomendado por el hacendado Vitalmiro Bastos de Moura, cuyos intereses habían sido contrariados por la religiosa y a quien los fiscales acusan de haber mandado y financiado la muerte.

Más información
Reabierta en Brasil la causa por el asesinato de una monja estadounidense

En la audiencia que comenzó ayer en la capital del Estado amazónico de Pará sólo serán juzgados los dos hombres acusados de haber disparado, mientras que el juicio contra los tres acusados de ordenar el crimen aún no ha sido programado. Este punto ha causado las protestas de varios movimientos sociales. Alrededor de 1.000 trabajadores rurales se instalaron ayer ante la sede del Tribunal de Belem para exigir que "se haga justicia".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_