Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rico y Pérez-Reverte destacan la modernidad de las 'Novelas ejemplares'

Ambos académicos afirman que la nueva edición de las obras de Cervantes es la más rigurosa

La pasión por cada una de las obras que escribió Cervantes y por la inteligencia de su autor a la hora de plasmar todas las historias que imaginó hace cuatro siglos unió ayer a Francisco Rico y Arturo Pérez-Reverte durante la presentación de una nueva edición de las Novelas ejemplares (Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores). "Los juegos literarios que es capaz de crear Miguel de Cervantes en las Novelas ejemplares y en el Quijote son increíbles. Sus libros son una continua experimentación literaria con una mezcla de géneros sorprendente", explicó Rico. "Reúnen todos los géneros de la literatura. El lenguaje y los personajes que dibuja son fascinantes", apuntó Pérez-Reverte.

A las Novelas ejemplares de esta edición -La gitanilla, El amante liberal, Rinconete y Cortadillo, La española inglesa, El licenciado Vidriera, La fuerza de la sangre, El celoso estremeño, La ilustre fregona, Las dos doncellas, La señora Cornelia, El casamiento engañoso y Coloquio de perros- se ha añadido La tía fingida, historia de estudiantes cortesanas que tiene poco de ejemplar y de cuya autoría se ha dudado durante mucho tiempo, según argumentó Francisco Rico. "Reúne todas las características de una obra de Cervantes. No es una novela ejemplar, precisamente, porque la temática que aborda se refiere al mundo de la prostitución, pero sí tiene todos los elementos que me llevan a afirmar que es de él".

Arturo Pérez-Reverte, definido por Rico como un gran cervantista, reconoció que en algunas de sus novelas la influencia del autor del Quijote es evidente. "Es apasionante la modernidad de Cervantes en sus novelas y la mezcla de géneros. El manco de Lepanto es capaz de introducir incluso el thriller en sus obras". El autor de El capitán Alatriste puntualizó que le "fascina ver cómo Cervantes hace lo que nunca ha hecho nadie antes. Él intuye que está abriendo un nuevo camino a la literatura y a la novela y por ello es capaz de mostrarnos cómo pasa de la novela pastoril a la bizantina, italiana o picaresca".

Posibilidades

El Quijote, según los estudios cervantistas, aunque fue editado años antes que las Novelas ejemplares (1613), fue escrito después que éstas y nació como una novela corta, limitada a los cinco o seis capítulos iniciales: el enloquecimiento de Alonso Quijano, la salida en busca de aventuras y el retorno a casa a lomos de un borrico. "Cuando Cervantes se dio cuenta de las inmensas posibilidades del personaje y del argumento decidió desarrollarlos en un relato extenso", destacó Rico.

Del Quijote dirigido por el académico Francisco Rico, y editado por Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores y el Instituto Cervantes con el patrocinio de la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC), se han vendido 70.000 ejemplares. El Centro para la Edición de los Clásicos tiene previsto editar La Galatea y Persiles. No hay fecha de publicación, "saldrán a la luz cuando estén bien hechas. En este tipo de ediciones no se puede correr", señaló Rico, responsable del citado centro.

Las obras de las Novelas ejemplares tienen los mismos procedimientos narrativos que empleó Cervantes en el Quijote. "Todas ellas juntas contienen una panoplia de las modalidades novelescas que se hallaban más en boga a comienzos del siglo XVII. Responden a la noción renacentista de que la variedad es a la vez fuente de verdad y de belleza y unas pueden ser tachadas de idealistas y otras de realistas", matiza Rico.

La edición de esta obra, con un estuche ilustrado por Eduardo Arroyo, ha sido realizada por Jorge García López, quien ha tratado de "dar al lector un texto limpio de erratas de imprenta, en el que se han sanado los errores de transcripción mediante el cotejo de las ediciones antiguas y con los medios de que dispone la filología, puntuando adecuadamente y regularizando la anarquía gráfica", dirigida por el académico. La nueva edición "recoge las aportaciones de generaciones de cervantistas e incluye piezas de tan difícil acceso como las versiones de Rinconete y Cortadillo y El celoso estremeño, según el manuscrito, hoy perdido, de Porras de la Cámara".

El estudio preliminar es de Javier Blasco, un ensayo con secciones independientes, en forma de introducciones y apéndices, y la presentación que se incluye en la obra es de Francisco Rico, quien puntualiza que no quiere que se hable de edición definitiva, sino "la más rigurosa, de referencia, en la que está todo lo que debía de estar".

La obra de Cervantes es, según Rico, "reflejo de la complejidad de la vida, en ella se entremezclan con una fluidez exquisita los sueños y realidades del ser humano".

El escritor y el estilo

El académico Arturo Pérez-Reverte salió al paso de las acusaciones de Francisco Umbral, quien durante la presentación en Madrid de los premios Planeta 2005 -Maria de la Pau Janer (Pasiones romanas) y Jaime Bayly (Y de repente un ángel)- dijo que el creador de Alatriste carecía de estilo literario. "Para aquellos que sostienen que el estilo es lo único que funciona en literatura, el mentís está en el propio Cervantes", dijo ayer Pérez-Reverte.

Habló de los textos de Cervantes y dijo que lo que de verdad le interesa de ellos son los sentimientos que le provocan cuando los lee. "A mí me da igual que en un momento dado Cervantes tenga un estilo sublime, alto, mediano o bajo. Lo que me importa es el efecto que como lector me está causando".

Cervantes tiene su propio estilo y posee "un olfato y un instinto narrativos sin igual en la literatura española, no sé en otras, pero creo que es el genio de la literatura universal. Lo que me interesa destacar es la eficacia del discurso narrativo, y en eso Cervantes es absolutamente magistral. Es el estilo que a mí me importa".

En su argumentación para discrepar de las palabras de Umbral, el escritor añadió que "Cervantes tiene demasiadas cosas que decir como para pasarse un mes puliendo un adjetivo. El estilo a menudo es el refugio de la frivolidad".

Francisco Rico respaldó las declaraciones de Arturo Pérez-Reverte destacando que Cervantes impregnó de su propio estilo sus diferentes obras, y aseguró que tanto el Quijote como las Novelas ejemplares "rezuman la experiencia que había ido acumulando a lo largo de su vida".

Cervantes, indicó Rico, "escribe con la naturalidad con la que habla. Es más que frecuente que el verbo no concuerde con el sujeto y la concordancia se haga con el complemento".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de noviembre de 2005

Más información