Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Apuntes

La Universitat recoge material escolar para centros de Nicaragua

En diciembre culmina la campaña, que prevé también formar maestros

El profesor de Matemáticas de la Universitat de València Rafa Martí, o Adela Mauri, de Químicas, podrían protagonizar uno de los relatos de Juan José Millas. Ambos quedaron "atrapados por la realidad" de Nicaragua cuando participaron en un proyecto de la Universitat que comenzó hace unos 12 años. A partir de ahí, los planos personal y laboral acabaron yuxtaponiéndose y en Pascuas acudían al país de Rubén Darío a transportar material escolar a colegios de zonas deprimidas.

Una idea que también partió de Vicent Soler, un profesor del IES Llaurona de Llíria, y de Laura Ferri, del IES de Massamagrell. El grupo de cooperación se completó en los años siguientes hasta llegar a ocho personas que han transportado más de 1.000 kilos de material escolar como parte del equipaje en los vuelos correspondientes.

A partir de este año la Universitat de València, a través de la Fundació General, ha decidido asumir esta iniciativa, que plantea implicar a toda la comunidad universitaria y a la sociedad a través de la recogida de material escolar hasta el próximo mes de diciembre. En cada centro de la Universitat se han colocado tres cajas: para bolígrafos, para libretas y para libros de lectura. Todo el material recogido se enviará por barco a Nicaragua. Aproximadamente en abril comenzará el reparto y el apoyo a los maestros locales. Para ello, además de cuatro coordinadores del proyecto, viajarán cuatro estudiantes de la Universitat que permanecerán tres meses en las escuelas.

"Si un profesor pone una frase en la pizarra fácilmente puede cometer una falta ortográfica", advierte Rafa de unos colegios faltos de todo. Y subraya otras paradojas que convierten en gratificante este país: "Los niños son felices y juegan sin haber hecho una comida al día. No es Etiopía, ni Irak". Sin un marcado perfil solidario, dice que se implicó sin tenerlo premeditado: "Cualquiera que vaya allí lo haría".

Hasta ahora el grupo de cooperación ha peinado trece escuelas, sobre todo del norte rural y de la selva húmeda del sur. En esta última, la zona del río San Juan, "el material se transportará en barcazas, atravesando la selva", señala Laura Ferri. Estas escuelas, por su aislamiento, están tuteladas no por profesores, sino por los miembros más cultos de la comunidad. La joven docente agradece la colaboración de particulares, institutos, y otras entidades. Los organizadores han creado la web http://www.uv.es/escuelasdenicaragua para ampliar información.

Además, el próximo 15 de diciembre el Colegio Rector Peset acogerá la presentación de un libro que recopila 17 testimonios de cooperantes, además de un DVD rodado y montado por ellos, con la colaboración altruista de profesionales.

El Proyecto Nicaragua de la Universitat de València comenzó, mucho antes, en 1998 con la creación de dos maestrías de la Universitat de València -una en Química Analítica y otra en Estadística e Investigación Operativa- solicitadas por la UNAN-León para ser impartidas en León (Nicaragua). Posteriormente se informatizó la universidad y se ejecutaron otras obras. Aproximadamente se invirtieron unos 480.000 euros, de los que cerca del 25% fueron aportaciones externas a la Universitat.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de noviembre de 2005