_
_
_
_
LA REFORMA EDUCATIVA

Zapatero abre la negociación sobre la reforma educativa con los líderes de la protesta

El presidente se compromete a revisar aspectos de la ley, pero no la asignatura de religió n

Luis R. Aizpeolea

Las organizaciones educativas convocantes de la manifestación contra el proyecto de Ley Orgánica de Educación (LOE), que reunió el pasado sábado en Madrid a 375.000 personas, acordaron ayer con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, negociar dicha norma en el Parlamento, donde ya se ha iniciado su tramitación. El acuerdo supone una reconsideración de la actitud de las organizaciones convocantes de la manifestación, que en un primer momento habían pedido la retirada de la LOE y la dimisión de la ministra de Educación, María Jesús San Segundo.

A su vez, Zapatero se comprometió con ellas a negociar algunos de los aspectos de la reforma educativa y a que "el tiempo de la tramitación parlamentaria no sea obstáculo para el acuerdo". El Gobierno valoró "muy positivamente" la expectativa de lograr un pacto de Estado sobre la educación.

Las organizaciones educativas expresaron su deseo de alcanzar un pacto por la educación
Más información
Proyecto de Ley Orgánica de Educación
Acebes considera un "resumen de la LOE" la oferta de pacto educativo que le hizo el PSOE
La hora del pacto
"Vamos a darle una oportunidad al presidente"
El presidente de los religiosos españoles pide diálogo para "buscar soluciones inteligentes"
La reválida, el Hecho Religioso y los itinerarios
Los líderes de la protesta educativa aplazan la reunión con el PSOE hasta que valore su propuesta

A la reunión, de casi dos horas y media de duración, que se celebró en el palacio de la Moncloa, en un clima "cordial y positivo", según declararon ambas partes al final de la misma, asistieron junto al presidente del Gobierno la ministra de Educación y el jefe de Gabinete de la Presidencia, José Enrique Serrano.

Por la otra parte asistieron las organizaciones convocantes de la manifestación del pasado sábado, como la Concapa (Confederación Católica de Padres de Alumnos), Cofapa, las patronales de centros educativos Ancee y Cece, de profesores Aps, el sindicato USO, las plataformas Foro Español de la Familia y Tiempo de Educar y otras que no la convocaron, como la FERE (Federación Española de Religiosos de Enseñanza).

Los representantes de las organizaciones convocantes de la manifestación solicitaron a Zapatero, al inicio del encuentro, la dimisión de la ministra y la paralización de la LOE, el proyecto más importante del Gobierno en lo que va de legislatura. En la reunión hablaron ya de la "paralización de la ley" y no ya de "la retirada de la ley". Algunas organizaciones asistentes, como la FERE, son favorables a la modificación de la LOE, pero contrarias a su retirada, según aclaró el portavoz de esta organización, Manuel de Castro. La FERE tampoco reclamó la dimisión de la ministra.

Zapatero tuvo una extensa intervención en la que garantizó a los representantes de las asociaciones que "hay margen y tiempo para llegar a consensos importantes" en torno a la LOE. El presidente del Gobierno precisó los aspectos de la LOE que el Ejecutivo está dispuesto a revisar y modificar. Citó el refuerzo de la seguridad jurídica de los padres en la libre elección de centro; el estatuto jurídico de los centros concertados; el respeto a los idearios de cada centro; un mayor reconocimiento del esfuerzo del profesorado; la admisión de alumnos, las enseñanzas comunes para las comunidades autónomas, y las condiciones de los alumnos para pasar de curso. Pero Zapatero también aclaró a las organizaciones educativas que el tratamiento de la asignatura de Religión, tal y como lo recoge la LOE, quedará intocable. "Zapatero no ha dado margen para negociar el tratamiento de la asignatura de Religión. Será evaluable, pero no computable", dijo el portavoz de Concapa, Luis Carbonel, al final del encuentro. Sin embargo, este desacuerdo no fue óbice para la iniciación de la negociación.

El presidente del Gobierno hizo hincapié en el polémico debate sobre la enseñanza de la asignatura de Religión, según manifestó el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, al final del encuentro. Tras señalar que la enseñanza de la religión está garantizada, dijo que el "verdadero pacto de Estado es el respeto a los que tienen una fe determinada y a los que no la tienen". "No es posible que la religión valga lo mismo que las matemáticas o las ciencias naturales. No corresponde que una opción libre como es la fe se pueda computar como el conocimiento estrictamente científico".

Las organizaciones educativas entregaron a Zapatero el documento Propuesta de un Pacto de Estado por la Educación, que en 13 puntos recoge sus posiciones, y le anunciaron la presentación de 98 enmiendas. El presidente del Gobierno se comprometió, asimismo, a que la negociación de las organizaciones educativas con el Grupo Parlamentario Socialista para modificar la LOE se inicie hoy mismo.

El portavoz de la Concapa destacó, al final del encuentro, la "esperanza razonable" de "mejorar el proyecto de ley", aunque se mostró "escéptico" sobre su resultado final. "Vamos a dar ese margen al presidente del Gobierno porque todo el mundo merece una oportunidad", añadió Carbonel.

El secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, destacó, a su vez, la "voluntad negociadora" de las organizaciones educativas que "desean alcanzar un Pacto de Estado sobre Educación". Y la contrastó con la posición del PP: "Quienes pretendieron que la ley se retirara para que no hubiera reforma educativa no han logrado sus frutos".

Encuentro en La Moncloa del presidente del Gobierno con los representantes de las 10 organizaciones que convocaron la manifestación contra la LOE.
Encuentro en La Moncloa del presidente del Gobierno con los representantes de las 10 organizaciones que convocaron la manifestación contra la LOE.LUIS MAGÁN

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_