Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Londres confirma que un loro importado es el primer caso de gripe H5N1 en la UE

Sanidad envía una guía a los médicos para que identifiquen los síntomas de la enfermedad

Londres / Madrid

El Gobierno británico confirmó ayer que un loro en el que había detectado gripe aviar murió a causa de la variante H5N1, la misma que ha causado más de 60 muertos en Asia. Éste es el primer caso confirmado de esta variante en la UE. Grecia descartó el pasado jueves que los animales en los que había detectado la enfermedad tuviesen esa variante. Naciones Unidas teme que esta cepa mute y se adapte al hombre, lo que podría causar una pandemia. El Ministerio de Sanidad español anunció que ha enviado una guía a los médicos para que identifiquen los síntomas de la enfermedad.

El Gobierno británico confirmó ayer que el brote de gripe aviar encontrado en un loro procedente de Surinam que estaba en cuarentena murió a causa de la variante del virus H5N1. Los científicos han determinado esto tras los análisis, según un comunicado del Departamento para el Medio Ambiente y la Alimentación. El departamento sospecha que el loro resultó infectado mientras se encontraba en cuarentena en las instalaciones que compartía con pájaros llegados de Taiwán. Todos los animales que llegan al Reino Unido pasan una cuarentena. Actualmente se están realizando pruebas a un grupo de aves que estaban junto al ejemplar y que también han muerto.

Este es el primer caso confirmado de gripe aviar H5N1 en un animal en la UE. Aunque las aves migratorias son portadoras del virus, la llegada se ha producido en un cargamento. La agencia de la ONU para la Agricultura y la Alimentación, la FAO, destaca la necesidad de controlar las importaciones. Suecia concluyo ayer los análisis de varios patos hallados muertos en la región de Eskilstuna y ha diagnosticado que uno de ellos estaba infectado con un brote de gripe aviar, del tipo H5, pero no de la peligrosa cepa H5N1. Croacia no ha concluido el análisis de los cisnes que encontró muertos, informa Drago Pilsen.

Por su parte, el Ministerio de Sanidad anunció ayer que ha elaborado y distribuido "un protocolo para que los médicos puedan identificar si un paciente presenta síntomas de tener gripe aviar y den la alerta". El ministerio también detalló que los productores de aves, las comunidades autónomas, los ayuntamientos, las asociaciones de cazadores y otros colectivos que frecuentan parajes naturales, van a recibir información acerca de cómo detectar la enfermedad si se produce un caso.

En Pekín las autoridades han realizado una inspección de granjas, poblaciones de aves migratorias y casas en busca de posibles nuevos casos de gripe aviar, tras el descubrimiento la semana pasada de un nuevo brote (el primero registrado en dos meses) del H5N1 en Mongolia Interior. El brote mató 2.600 aves y obligó a sacrificar otras 91.000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de octubre de 2005