Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE amplía las medidas contra la gripe aviar ante la probable aparición de más casos

Se prevé prohibir temporalmente las importaciones de aves silvestres, incluidas las mascotas, las destinadas a experimentos y a la cetrería

La Unión Europea (UE) sigue ampliando las medidas de prevención para evitar la propagación de la gripe aviar con nuevos pasos como la prohibición de la importación de pájaros silvestres. En una reunión esta tarde del Consejo de ministros de Agricultura de la UE, el comisario europeo de Sanidad, Markos Kyprianou, ha informado a los 25 socios de la UE de su nueva propuesta, que presentará mañana al Comité Permanente de la Cadena Alimentaria, en el que están representados los expertos de los países miembros.

El comité deberá decidir si prohíbe temporalmente las importaciones de aves silvestres a la Unión, idea que ha partido del Reino Unido, el último país afectado por el mal al morir un loro enfermo que procedía de Suramérica. Kyprianou ha explicado que solicitará no sólo la prohibición de las importaciones de aves silvestres como mascotas, sino también las destinadas a experimentos en laboratorios o a la cetrería. Según los datos de la Comisión, en los últimos tres meses se han importado 232.000 aves de este tipo en la UE. El comisario propondrá además que se prohíba la importación de aves vivas de Croacia, donde se han detectado dos focos en cisnes.

Por su parte, y de forma unilateral, Croacia ya ha suspendido las exportaciones a la UE, ha indicado el comisario. Kyprianou ha insistido en que "hay que asumir" que la gripe aviar puede ser transmitida por las aves migratorias y que, por tanto, puede haber más casos en los países de la UE, pero "tampoco hay que caer en el pánico". El comisario ha reiterado la llamada a la calma de las autoridades europeas al resaltar que los dos últimos casos de gripe aviar localizados en el Reino Unido y Suecia no tienen el mismo carácter que los de Rumania y Turquía.

En el caso de Suecia, es un virus que no es "altamente patógeno", mientras que el del Reino Unido es un loro que estaba en cuarentena, que nunca salió de las instalaciones de vigilancia y que procedía de Suramérica. En el mismo sentido, la ministra británica de Agricultura, Margaret Beckett, en nombre de la presidencia de turno de la UE, ha hecho hincapié en la necesidad de hacer una "muy clara distinción" entre los casos graves y los que no lo son. Asimismo, Kyprianou ha insistido en que la aparición de nuevos brotes de gripe aviar en Europa "no aumentan las posibilidades de una pandemia de gripe". "Hay que asumir" que la enfermedad puede ser transmitida por las aves migratorias y que, por tanto, puede haber más casos en la UE, pero "no hay que caer en el pánico", ha insistido.

Además, ha recordado que desde que se conocieron los primeros brotes, la Comisión está actuando con rapidez y ya ha sido prohibida la concentración de aves en ferias, mercados o exposiciones. También ha señalado la importancia de que la UE colabore con los organismos implicados en este problema, como la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, el Banco Mundial o la Organización Mundial de la Salud. Todas las medidas propuestas por la Comisión han recibido el respaldo de los países miembros, como España, cuya titular de Agricultura, Elena Espinosa, se ha mostrado de acuerdo con la prohibición temporal de importaciones de aves silvestres.

La ministra ha recordado que el problema de la gripe aviar es "de salud animal" y que hay que distinguirlo de un riesgo de pandemia. Espinosa ha negado que la prohibición de importaciones de aves silvestres a los países comunitarios haga resurgir un mercado negro en el que se trafique con especies. En cuanto a España, recordó que ya se prohíbe desde 2003 la entrada de aves silvestres procedentes de países donde se haya detectado la gripe aviar. Igualmente, el consejero de Agricultura de Castilla y León, José Valín, que ha asistido al Consejo de Agricultura de la UE en representación de las comunidades, ha abogado hoy por el trabajo coordinado contra la gripe aviar en la UE y ha pedido "prudencia", porque es una enfermedad animal y no ha afectado a humanos.