Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell diseña un plan de 3,6 millones de euros para erradicar el picudo

La medida prevé controlar las plantaciones de palmeras y los ejemplares importados

El pleno del Consell aprobó ayer en Alicante destinar 3,6 millones de euros para combatir la plaga del picudo rojo, un insecto que amenaza a unas 500.000 palmeras en Elche. Las medidas incluyen el control preventivo de los ejemplares exportados, posible origen del insecto; la elaboración de un reglamento para las distintas plantaciones y la creación de un departamento exclusivo de investigación en el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA).

La incertidumbre que ha provocado la aparición del picudo rojo, un insecto que pudo haberse importado a través de palmeras procedentes de Egipto y que amenaza a unos 500.000 ejemplares en Elche, ha empujado al Consell a adoptar medidas urgentes ante la magnitud del problema en el caso de propagarse la plaga. El sector estima que si no se controla a tiempo, el insecto causará perdidas por 50 millones de euros. El picudo rojo se atrinchera en los troncos y se ceba con los árboles más jóvenes de hasta un metro de altura, cuyo precio en el mercado oscila entre los 60 y 150 euros.

Precisamente, para evitar daños económicos en el sector, el consejero de Agricultura, Juan Cotino, informó ayer de la futura anulación de la orden de 2004 que obliga a los viveristas a inmovilizar las palmeras en un radio de 5,5 kilómetros a la redonda de ejemplares dañados. El objetivo es impedir que un caso aislado perjudique la actividad económica de este cultivo, aclaró el consejero. Para detectar posibles focos del insecto, Agricultura ha decretado la supervisión de los ejemplares traídos de otras comunidades o países. En esta línea, su departamento elaborará una reglamentación técnica para controlar las distintas plantaciones, al igual que existe en los cítricos. El desconocimiento de las características del insecto motiva, según Cotino, la creación de un departamento exclusivo en IVIA para investigarlo.

Por otro lado, el pleno del Consell aprobó la concesión de 11,6 millones para subvencionar 31 industrias agroalimentarias. Las ayudas se dirigen a actividades de modernización de las instalaciones con el propósito de alcanzar un grado óptimo en el desarrollo de sus actividades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de octubre de 2005