Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania y Francia piden información sobre la gripe aviar

Rumania sigue sacrificando animales de corral como medida preventiva

Alemania pidió ayer a Rumania y Turquía que den a la UE y a especialistas internacionales toda la información que tengan sobre los brotes de gripe aviar en sus territorios. Francia pidió también a su Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria de los Alimentos (AFSSA) que tome medidas por los casos de gripe aviar en Rumania. En ese país, cientos de aves han muerto o han sido sacrificadas tras detectar el viernes el primer brote.

Además de la demanda de información, el Ministerio de Agricultura alemán ofreció a Rumania y Turquía (países que han sufrido casos de gripe aviar en los últimos días) que utilicen un laboratorio especializado en enfermedades de animales en el norte del país para establecer la causa de la muerte de numerosas aves. Los expertos están preparados "para lo peor", pero aseguran que existe un contacto limitado con aves migratorias en ésta época del año en Alemania.

El Gobierno francés ha pedido a la AFSSA que se interese por el brote de gripe aviar de Rumania y que tome contacto con el laboratorio británico que analiza las muestras de los patos muertos en el delta del Danubio. El viernes pasado, las autoridades rumanas informaron del primer caso de gripe aviar tras la muerte de numerosas aves. Cientos de animales han sido sacrificadas en un programa de prevención de contagios. En Turquía, tras el primer brote del virus, han muerto cerca de 2.000 pavos, según informaron anteayer fuentes oficiales.

Las autoridades de Indonesia informaron ayer del posible contagio de gripe aviar de un niño de cuatro años, que ha dado positivo en un primer análisis. Esperan los resultados de un segundo, y, de confirmarse, se convertiría en el sexto caso en ese país, de los cuales dos han sido mortales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de octubre de 2005