_
_
_
_

La propuesta de CiU supone un modelo financiero para Cataluña que ninguna ley estatal pueda recortar

La fórmula para blindar el sistema de financiación propuesta por Convergència i Unió (CiU) consiste, en palabras de Artur Mas, en "sacar" a Cataluña del modelo definido en la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (LOFCA) de 1980. Se trataría de incluir en el nuevo Estatuto una cláusula por la cual ninguna ley estatal pudiera recortar el modelo pactado en Cataluña.

Artur Mas presentó esta alternativa el pasado 31 de agosto, cuando los nacionalistas ya conocían que la mayoría del Consejo Consultivo de la Generalitat había tumbado su modelo de financiación, similar al concierto vasco, aunque el líder de CiU prefiere denominarlo "concierto económico solidario".

La redacción del artículo planteada entonces por Mas señala: "Las relaciones de orden tributario y financiero entre el Estado y Cataluña se regulan mediante el presente Estatuto, de acuerdo con el principio de proximidad en caso de conflicto normativo y al amparo de lo que establece la disposición adicional primera". Esta disposición adicional se refiere a la actualización de los derechos históricos de Cataluña que ha sido declarada inconstitucional por el Consejo Consultivo.

Más información
Carod Rovira propone 30 "soluciones" para lograr un pacto sobre el Estatuto catalán

Tras su entrevista de ayer con el presidente de la Generalitat, el propio Mas reconoció que el redactado del artículo debería de afinarse, pero no concretó en qué sentido. En principio, debería entenderse que la nueva redacción se ajustará al dictamen del Consultivo que rechazó el derecho de Cataluña a reclamar nuevas competencias mediante la actualización de los derechos históricos reconocidos en la Constitución a las comunidades forales. Los juristas, por una mayoría de cuatro contra tres, señalaban que la jurisprudencia del Tribunal Constitucional sólo reconoce como territorios forales las tres provincias vascas y Navarra. Sin embargo, Artur Mas proclamó ayer que CiU no renuncia a la apelación a los citados derechos, dada la división en el Consultivo.

Ayer, desde el Gobierno catalán se mostraban abiertos a incorporar este principio de blindaje en el nuevo Estatuto. Pero esa adición no comportaría, aseguran desde el tripartito, sacar el modelo catalán de financiación de la LOFCA, tal como exige CiU, pues esta ley orgánica se puede adecuar al nuevo sistema. En este sentido, las fuentes consultadas recuerdan que la LOFCA ha sido reformada en tres ocasiones, cada vez que ha habido una modificación del sistema de financiación: en 1993 el PSOE cedió por primera vez a las autonomías una parte de los tributos estatales, en concreto el 15% del IRPF; en 1996 el PP incrementó este porcentaje hasta el 30%, y finalmente en 2001, con la llamada cesta de impuestos. Todas estas modificaciones surgieron a propuesta del Gobierno catalán de CiU y, en concreto, la de 1996 tras el Pacto del Majestic con el Partido Popular.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Fue concretamente esa fórmula la que permitió que en España coexistieran tres modelos de financiación diferentes: el concierto económico de País Vasco y Navarra, el régimen general (avalado por las Cortes) y el de las comunidades autónomas socialistas que no aceptaron la revisión pactada entre PP y CiU que elevaba al 33% el porcentaje de cesión del IRPF.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_