Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Si logramos crear tejidos habremos dado un paso importante", señala el director del estudio

El director del estudio que abre una nueva vía para la investigación con embriones, Kevin Eggan, quiso dejar claro que él es partidario de la investigación con los embriones sobrante de los tratamientos de reproducción asistida. "Creo que aún es necesario investigar con embriones sobrantes de reproducción asistida y en la clonación terapéutica", señaló en rueda de prensa telefónica. El estudio lo publica esta semana la prestigiosa revista Science.

Eggan señaló que la técnica del estudio tiene la ventaja de no necesitar óvulos, pero advirtió: "Si alguien se opone al uso de embriones por motivos fundamentalistas, puede que tampoco le guste este nuevo método porque en último caso utilizamos células madre embrionarias obtenidas de embriones sobrantes de tratamientos de reproducción asistida."

La ventaja, según Eggan, es que si prospera esta técnica no habrá que destruir nuevos embriones ni utilizar óvulos para practicar la clonación terapéutica. "Tenemos millones de células madre ya creadas en los laboratorios y estas células se dividen indefinidamente. Si logramos crear tejidos a partir de ellas, habremos dado un paso importante", añadió.

Eggan, investigador del Instituto de Medicina Howard Hugues de la Universidad de Harvard, criticó "la peculiar situación legal de la investigación con células madre en Estados Unidos". El Gobierno de George Bush prohibió la financiación pública de estas investigaciones salvo para aquellas líneas celulares que ya estaban creadas.

En España, la investigación con los embriones sobrantes de los tratamientos de reproducción asistida está permitida por una ley aprobada por el Gobierno del PP y que ha desarrollado el del PSOE. La ley, sin embargo, impide la clonación terapéutica. La ministra de Sanidad, Elena Salgado, ha apuntado que el Ministerio de Sanidad impulsará una ley para legalizar la clonación terapéutica si hay consenso social y científico sobre el tema.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de agosto de 2005